AirShotel (1)

Repensar el turismo

¡Entrando en pista para despegue!

1 Jul , 2013  

Menudo revuelo ha generado la noticia sobre la posible creación de una línea aérea por parte de Ashotel. Tal ha sido el impacto, que algunas compañeras de oficina se fueron a unos grandes almacenes a comprarse la tela para el uniforme de Tripulantes de Cabina porque todo parecía anunciar el inminente despegue de la compañía aérea.

Bromas aparte, y obviando lo exagerado de los titulares en algunos medios de comunicación, la verdad de la noticia está en el hecho de que desde Ashotel queremos saber qué habría que hacer para, llegado el momento y la oportunidad, dar el paso aunando intereses empresariales de Canarias y para Canarias. ¿Esto le parece raro o una provocación a alguien? Querer aprender de lo que no se sabe, ¿es de locos? Lo que sí es de locos, además de peligroso, es dejar tu negocio en manos de otros, poniendo todos los huevos en la misma cesta y confiando en un tercero para su traslado. Porque precisamente esto es lo que ha estado haciendo Canarias en los últimos 40 años de desarrollo turístico. Los hoteleros están al final de la cadena de valor y por el medio interviene una multitud de agentes a los que confían los turistas que se alojan en sus establecimientos, pero a los que no tienen la posibilidad de fidelizar, pues no son “nuestros turistas”, lo son del turoperador que los trae.

Yo sigo viendo al turoperador como un extraordinario aliado para Canarias. Gracias a ellos, el Archipiélago pudo despegar turísticamente en la década de los 60, 70 y siguientes años. Pero esto no está reñido con el hecho de que un conjunto de empresarios canarios o residentes en Canarias (1) (no hace falta la bandera con las 7 estrellas verdes) quieran participar también en la distribución turística, asegurando mejor el futuro de sus negocios y estableciendo mejores reglas del juego para todos (ya se sabe de las bondades de la competencia).

Tras algunas e interesantes reuniones hemos sabido que una compañía aérea puede ponerse en marcha por la mitad de lo que cuesta construir un hotel de cuatro estrellas. Sí, ya sé que las comparaciones son odiosas y que no sólo es cuestión de dinero, sino de conocimiento y gestión en un sector altamente competitivo. Pero he querido poner esta comparación para que teniendo una escala de magnitud no pensemos que podría ser un proyecto sólo al alcance de algunos pocos. ¿Es un proyecto arriesgado? Seguro que lo es. Pero ante ese riesgo la respuesta no puede ser el no hacer nada, que es lo que algunos proponen argumentando la complejidad del mercado aéreo o incluso el más prosaico “zapatero a tu zapatos”, en alusión a que los hoteleros saben de lo que saben y nada más. Nunca oí que ningún pesimista resolviera problemas o que aportara solución alguna. Por tanto, quienes sigan pensando que esto es “otro brindis al sol”, por favor, que se aparte a un lado, que estamos trabajando.

Me conformo, por ahora, con que hayamos abierto un debate del que seguro todos sacaremos interesantes conclusiones y, quién sabe, lo que no ha conseguido unir “Canarias, tierra única”, lo consigan los cielos de Canarias.

Como alguien dijo alguna vez: “Si quieres que tus sueños se hagan realidad…. ¡despierta!”.

Seguiremos informando. ¡Buen vuelo!

(1) Como dijo la economista Joan Violet Robinson, “no hay peores nacionalistas que los consumidores”

Foto: Fotomontaje de cómo sería la imagen de los aviones de Ashotel. Diseño fino.

, , ,


Juan Pablo González Cruz (@jpgc1971) es economista y director gerente de Ashotel

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Un comentario

  1. Roberto dice:

    Eso está claro, si uno quiere que sus sueños se cumplan, más vale despertar para cumplirlos. Las cosas son así. Proyecto arriesgado?
    en mi opinión no puedo decir que no lo sea, pero más arriesgado seguro que son las millonadas que se mal gastaban en proyectos e infraestructuras que a día de hoy me sigo preguntando ¿Para qué?

    Así que si no se intenta no sabremos lo que pasará “ensayo error” como todas mis recetas. Hoy mismo hablaba con los creadores de la fábrica de chocolate Chocovic, Es un conjunto de naves enormes en un pueblo en el interior de Catalunya en el cual a pocos se les ocurriría montar algo así. A día de hoy es la fábrica de los chocolates Barry que todos conocemos.

    Lo dicho, ensayo error. Si no hay riesgo no hay avance ni evolución. Y si la otra opción es quedarnos como estamos mirándonos…..
    Opto por intentarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar