Islas pendientes.Teide, Sol Rincón Borobia

Cuaderno de viajes

Islas pendientes

25 Nov , 2013  

-El preámbulo-

Desde el Teide presiento Canarias y pienso en cosas que aún no he hecho aquí. Cosas que me gustaría hacer antes de que pase un año más. Cosas de turista pero sin turistas alrededor, que para ser sincera esa es la mejor manera que se me ocurre de hacer turismo. Y así, desde el Teide, empiezo a perfilar un borrador de abordaje sin contemplaciones. Ya sabéis, en plan pase lo que pase y caiga quien caiga, por mi vida y por mi madre.

La historia

Todavía tengo islas que son asuntos pendientes. Algo así como amores sin consumar o heridas sin cerrar. Y aunque no parece razonable confesarlo sin red ni arnés, debo decir que estos capítulos incompletos llevan así, esperando ser leídos y subrayados, desde el siglo pasado. Y claro, no quisiera irme de este Archipiélago sin saldar cuentas con las islas que me faltan por pisar: Lanzarote, La Palma y La Gomera. En cuanto a las demás, me gustaría repertir y ampliar. Sobre todo porque los pocos recuerdos que tengo ya se desvanecen y, poco a poco, voy olvidando nombres y lugares, paisajes y sensaciones.

Tengo que aclarar que la necesidad de ser turista en el sitio donde paro es, desde que vivo aquí, un peso extra que me llevo a la cama cada noche. Un remordimiento que me corta la digestión y pone en cuarentena y en entredicho mi consejo de viajar. Porque, amigos, este peso del que hablo solo se rompe a base de tiempo y dinero, que es lo que a mí me falta. Por lo tanto, ahí me tenéis, en la cama y con la gravedad más cariñosa que nunca, casi pegagosa, impidiéndome volar de tanto abrazo. Es su modo de consolar mi falta de suelto y mi exceso de trabajo, que en sí es una contradicción, una inexplicable desproporción en la fórmula.

Pero aún no quiero perder lágrimas. Aguardo 2014 con la esperanza de montarme el trío de una vez por todas, sin escrúpulos ni condiciones. Tengo hecho hasta el croquis de un plan muy personal, casi abstracto, que me hará ser turista en Canarias al fin. En este plan acaricio curvas y acelero en las rectas. Como frío, pero bebo a lo alegre, con los pies en la arena y la cabeza en el presente. Y esto solo es el comienzo. Luego todo mejora. Y es que mirando el Teide todo parece posible, incluso conocer mis islas pendientes.

Foto: Sol Rincón Borobia

 

, , , , , ,


Sol Rincón Borobia (@RinconBorobia) es periodista y diplomada en Turismo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar