Cocina de un hotel. Foto: elcomercio.com

Buscando en la despensa

Morir de éxito. Gran verdad (I)

4 Feb , 2014  

Hace unos días leí un artículo de un compañero en el que usaba la expresión que he puesto como título en relación con Puerto de la Cruz, el principal núcleo turístico del norte de Tenerife. Me dio que pensar pero, ¿es que acaso no es cierto? Independientemente de las condiciones meteorológicas, es evidente que el sur de Tenerife está tomando un camino en mi opinión más que correcto en cuanto a nuevas infraestructuras. Recuerdo que mi abuelo decía en torno a los años 70 que más allá de la playa de Troya no creía que fueran a construir nada. Evidentemente, eso nadie lo sabía. En Arona y Adeje se están construyendo tres nuevos centros comerciales. El que va más adelantado, junto a los nuevos juzgados de Los Cristianos; otro en el pueblo de Adeje y se está comenzando un tercero junto al Siam Park, según me han dicho.

Todo este movimiento genera mucho trabajo en el sector turístico, comercial y gastronómico. Mis alumnos del último curso de pastelería que impartí me comentaban hace unos días que la mayoría se quedaron trabajando tras esa formación. Otro colaborador de este blog, Francis Ortiz, publicó hace unas semanas un post que me gustó y en el que aseguraba que la formación “es una solución y no una opción”. Todo esto es una realidad pero el fondo de lo que quiero transmitir en este post es otro. No me gustaría ver el sur de Tenerife en una situación como la que al principio mencioné  y me refiero a que no me gustaría que muera de éxito. No voy a entrar en lo que todos conocemos, en que vivimos del sector turístico,  pero pienso de corazón que en ocasiones lo olvidamos y mucho.

¿Cómo es posible que en la cocina de un establecimiento hubiera recientemente en la tarde de un viernes tres personas en una cocina que ofrece un servicio de cena a 840 clientes? Hace años ese hotel no ofrecía lujos, pero los clientes decían que venían por la excelente calidad de su comida, me lo decían a mí. Cierto, no ofrecía bogavantes ni carne de kobe, pero esos clientes (franceses, alemanes y británicos), que desde mi punto de vista conocen más hoteles que nosotros, viajaban a diferentes destinos cuando la esquina dorada de Las Américas era un desierto con unas salinas.

¿Ganar más dinero reduciendo el personal? En esa cocina eran tres el otro día, cuando me consta que hace 10 años trabajaban once y, créanme, ¡no paraban! Me pregunto hasta dónde y hasta cuándo vamos a llegar con esta situación. ¿Obtener mayores beneficios reduciendo costes? ¿Ofrecer “delicias dulces” de chocolate cuando lo que emplean es chocolate sucedáneo? Dudo de que cualquier jefe de cocina prefiera trabajar con un género sucedáneo o imitación de un buen chocolate de origen.

¿Cree de verdad el empresario que ofrece calidad transmitiendo a los responsables de cocina que compren ese sucedáneo de chocolate por el que pagan 36 euros por diez kilos y no un Barry o Valhrona, por ejemplo, que cuesta 13 euros el kilo?

, , , , , , , ,


Roberto González Castro es chef, profesor de cocina y colaborador de la editorial Paraninfo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

3 Comentarios

  1. […] mi post de ayer terminaba hablando de chocolate, más concretamente de sucedáneo de chocolate que, lamentablemente […]

  2. Cocinero dice:

    En un conocido hotel de La Gomera éramos 3 personas para montar 2 buffet de desayuno practicamente al mismo tiempo, 3 personas para sacar un servicio a 1000 personas, donde la respuesta de la dirección cuando le solicitabamos personal era, en vez de venir a las 3:00 am, ven antes…

  3. […] comercialización de algo que es parecido al chocolate. Y no me refiero a ese producto sucedáneo al que me he referido en otros post, sino a que de una parte de chocolate puro se sacan once partes más. No deja de ser un […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar