SumérgeteEl Hierro. Foto: Fran Pallero

Cuaderno de viajes

¡Sumérgete!

31 Mar , 2014  

Cuando Peter se enteró de que me había venido a vivir a Tenerife por trabajo, me escribió una larga carta. Peter y yo nos conocimos en Irlanda en 1995. Era mi vecino y vivía justo enfrente de mi casa, al otro lado de la calle Elm Park (Tramore). No pasamos muchos ratos juntos, pero las pocas veces que conversamos nos bastaron para saber que nos caíamos muy bien. Para mí fue una sorpresa recibir esa carta un año después de mi marcha, ya que teníamos vidas muy diferentes y, la verdad, nunca imaginé que volvería a saber de él. Sin embargo, el bueno de Peter sacó tiempo para preguntar a mis amigos irlandeses por mi nueva dirección y me escribió esa cariñosa misiva. Entre otras cosas, en ella me decía que tenía mucha suerte de vivir en Canarias porque era uno de los mejores sitios del mundo para bucear, y me recomendaba fervientemente que me pusiera el neopreno y practicara ese deporte. Por supuesto, no le hice caso. Al menos, no inmediatamente. De hecho, tardé 17 años en seguir su consejo.

Después de él, y a lo largo de estos años, escuché a muchas otras personas de diferentes lugares del mundo referirse a Canarias como un fantástico sitio donde hacer inmersiones. Pero ni aun así me picaba la curiosidad. La superficie de las Islas me parecía ya más que suficiente para explorar, sobre todo teniendo en cuenta el poco tiempo que me dejaba el trabajo para conocer el Archipiélago. Si tenía que elegir, prefería ir por tierra y fotografiar volcanes, playas de arena negra, tajinastes, dragos, balcones canarios, laurisilva y todo aquello que sale en las postales que se venden en los hoteles. Calentarse al sol del invierno en Los Cristianos o comer carne fiesta en un guachinche del norte tinerfeño también eran placeres que a mí me valían para saborear Las Afortunadas y sentir que sí, que durante una temporada de mi vida viví en Canarias y lo disfruté a tope.

No obstante, un día del año pasado empecé a pensar en el mar. No como un sitio en donde darme un chapuzón cuando llega el buen tiempo, sino como un lugar que esconde maravillas, que atrae a turistas de todo el mundo, que sirve como base de investigaciones y que ofrece paisajes que fotografiar, tanto o más espectaculares que los que respiran en la superficie. El Open Fotosub de El Hierro, un certamen de fotografía submarina que se celebra en esa isla cada octubre, es uno de los eventos más celebrados internacionalmente y uno de los que mejor pueden promocionar Canarias. Pero hay muchos más tesoros en los fondos marinos del Archipiélago que deberían ser aireados al mundo entero para su deleite. Porque, según lo veo yo, poder bucear durante todo el año, y a temperaturas cálidas, es un lujo que, desgraciadamente, todavía no se vende como debe ser fuera de las Islas.

Bucear de noche en El Hierro, descubrir un pecio en las profundidades de Tabaiba, alucinar con las Cruces de Malpique, observar de cerca a los Angelotes (un tipo de tiburón que ya casi no se puede ver en ningún otro lugar más que en Canarias) son experiencias únicas para las que no hay que esperar al verano. Las temperaturas que acarician el Archipiélago de enero a diciembre convierten el buceo en uno de los deportes de mar que no hay que dejar de probar en las Islas, al menos una vez en la vida. Sin embargo, hay centros de buceo que se quejan de que no hay suficiente promoción en el exterior para atraer al turista que practica o quiere iniciarse en el buceo. Y esto, unido a los carísimos precios de los billetes de avión entre islas (a veces superiores a los que unen la Península con Tenerife o Gran Canaria), hace que el buceo como atractivo turístico no se aproveche como se debería en las siete maravillas canarias.

Foto: Fran Pallero

, , , , , , ,


Sol Rincón Borobia (@RinconBorobia) es periodista y diplomada en Turismo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar