Metodología de Nosolocamas

Viviendo en hoteles

¿Cuánto cuesta la renovación?

9 May , 2014  

Llevamos ya un par de años hablando de la necesidad que tienen los alojamientos turísticos de una renovación urgente para adaptarse al nuevo tipo de cliente, así como adecuar sus instalaciones con una remodelación muchos años aplazada. También se habla de la necesidad de la renovación de los destinos “maduros”, como Puerto de la Cruz, Maspalomas o Puerto del Carmen. Desde Ashotel se ha impulsado hace tiempo una estrategia para que el proceso de renovación sea lo más exitoso para el empresario hotelero. Hablamos de Nosolocamas.

Después de tres proyectos hoteleros y otros dos enfocados también al sector turístico, esta estrategia ha resultado, para los empresarios que la contrataron, una herramienta muy eficaz para saber qué es lo que deben vender, cómo lo deben vender, a quién se lo deben vender y, sobre todo, a qué precio hay que vender. Y aunque ya se ha hablado en muchas ocasiones del proyecto Nosolocamas, realmente hay que definirlo como una estrategia de análisis y valoración de un establecimiento que permita afrontar esa ansiada renovación (que no es lo mismo que una reforma o remodelación de sus instalaciones), con el objetivo claro de que el dinero que va a invertir el empresario se recuperará en un tiempo aceptable, además de con un retorno también importante en la mejora de la reputación de su negocio entre lo realmente importante: los clientes.

El plantearse una renovación no es, como decía antes, afrontar unos costes de reforma y rehabilitación del edificio en cuestión. Se trata de saber muchas más cosas, comenzando por un análisis de lo que se está ofreciendo en la actualidad, y porque el servicio actual no sirve para generar beneficios a la propiedad del establecimiento. Y aunque  algunos piensan que la función del asesoramiento externo es poco productiva, en este caso les puedo asegurar que el dinero invertido en la primera fase del estudio −análisis y valoración de lo actual y desarrollo de la nueva propuesta de negocio− es un dinero que se recupera con creces.

La visión que se aporta desde un equipo de personas ajenas a la propia empresa permite plasmar ideas que, si uno lo hace desde la propia vinculación laboral o de propiedad, no saldrían de la misma manera. Siempre comento un caso que me ocurrió personalmente: trabajaba en un hotel y todos los días pasaba por el mismo pasillo para ir a mi despacho. Un día noté que la luz del pasillo no era la misma y lo asumí por lo temprano de la hora. Así estuve una semana, hasta que acompañando a un proveedor me dijo que sería bueno sustituir las bombillas que se habían fundido, porque el acceso era un poco oscuro. ¡Yo pasaba todos los días por el mismo sitio y ni me di cuenta de que se habían fundido las bombillas!

Intentar buscar la solución siendo parte del problema no suele derivar en los resultados esperados. Muchas empresas consideran que el trabajo de estudio y desarrollo inicial de ideas no es rentable, sino un coste añadido más que una parte necesaria de la inversión.

Por ello, el coste de una renovación se puede resumir en los siguientes puntos:

  1. Fase inicial de estudio y propuestas de nuevos modelos de negocio rentables. Estimar el coste de una noche por cada habitación que tenga el hotel. Hablamos de un mínimo de 45-60 euros por noche. Aunque también, en hoteles muy pequeños, este coste se debe calcular por hora de trabajo.
  2. Fase de desarrollo del proyecto de reforma arquitectónica (en caso de que sea necesario acometerlo). Estimar un coste entre 2.000 y 4.000 euros por cada habitación.
  3. Coste de obra para realizar en habitaciones, zonas comunes, etc. Este coste ya es más variable, y depende del proyecto final y de la categoría del hotel, pero no debería superar los 35.000 euros por habitación del hotel en un hotel de 4 estrellas.
  4. Plan de comunicación, formación y modelo de gestión que acompañe a esta nueva etapa. Calcular el mismo coste que para la fase 1.

El retorno real de la renovación del establecimiento, considerando un objetivo de mejora de la tarifa en un 35%, se sitúa en un plazo inferior a los 8 años, lo cual es aceptable en un entorno donde se busca, en muchos de los casos, el mantenimiento del patrimonio con el que se ha trabajado durante casi toda una vida.

Considerar la renovación solo en las dos fases intermedias provoca que se trabaje sin una línea clara y estudiada de lo que se quiere tener y hacer después de que terminen los trabajos de obra. El objetivo de mejora de las tarifas, la ocupación y la propia rentabilidad que generan los empleados con su trabajo se verá irremediablemente abocada al fracaso, porque seguirán tratando a sus clientes de la misma forma que antes de la reforma.

En definitiva, los clientes buscan recordar el trato recibido, el disfrute del lugar y salir con ganas de volver. Y esto no se consigue haciendo solo un nuevo edificio, sino trabajando sobre una economía de las experiencias.

Foto: Metodología de Nosolocamas. Fuente: Ashotel

, , , , , , , ,


Francisco Rodríguez es director general de Room Project, gestión para pequeños hoteles.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar