Fórmate y avanza

Mesa del Mar, de nuevo

13 Oct , 2014  

Hace un tiempo, en este mismo blog, la periodista Sol Rincón Borobia escribió un post sobre Mesa del Mar, ese barrio costero del municipio de Tacoronte, colindante con el barrio de pescadores de El Pris, y lugar en una época -recordada por fotos y algún que otro vídeo de mano- como zona turística de lujo para alemanes, suecos e ingleses y, cómo no, para los propios tacoronteros y para quienes pagaran por el acceso a Mesa del Mar.

Más de 30 años hace que conozco y siento ese pequeño lugar de salitre y olas y nunca llegué a verlo tal y como los más viejos del lugar lo mencionaban: con el hotel Mar y Sol enlazando el muelle, la playa de La Arena y las palmeras rodeando al restaurante frente a la piscina natural y en conexión casi directa con otra zona de baño comúnmente denominada Piscina Azul. También recuerdo la familiar venta de doña Juana y la infinidad de productos que nos ofrecía durante todo el año y que ha permanecido décadas inmóvil como una anfitriona que no desfallece de su labor para todos y cada uno de los que se encuentran en sus dominios de suministros.

Muchas veces me sitúo frente al restaurante La Rotonda e imagino a los visitantes adinerados tomándose un cóctel en la terraza con vistas al infinito azul, hoy derruido y zona de escondite de niños exploradores sin miedos al riesgo. Me cuesta creer en la certeza de que la fuerza del mar en un invierno, hace décadas, se dispusiera a recuperar lo que le fue robado y azotar con todo el esplendor económico que un día fue La Mesa.

Y fue en ese momento en el que el acceso se hizo libre, el hotel dejó de ser hotel para pertenecer a particulares y las palmeras dejaron paso a la tierra y al barro. Hasta la playa anexa a la gran piscina fue adornada con diques de cemento de magnitudes desorbitadas.

Fue en ese momento cuando otro destino turístico entraba a yacer en el olvido y dejó espacio únicamente para quienes queremos La Mesa tal y como es, con sus riscos, sus musgos, marejadas de inviernos y la desolación de la espera al próximo verano. Hoy son unos 40 los vecinos con residencia fija en ese recóndito lugar con encanto.

En estos momentos es cuando recuerdo que el turismo no firmó un contrato de vuelta incondicional, sino que requiere de buen hacer. Hablemos de los responsables directos del Ayuntamiento y de cada una de las personas que somos partícipes en lugares con historia. Como este. Mesa del Mar.

, , ,


Alberto Martínez Rodríguez es ‘couch’ ejecutivo del sector hotelero y formador ocupacional en hostelería

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar