Imagen post 051015 Efecto Pigmalion

Fórmate y avanza

Efecto Pigmalión

5 Oct , 2015  

Efecto Pigmalión, refuerzo positivo o profecía autocumplida es un hecho que siempre me ha parecido arrasador en las mentes de las personas, no tanto como un aspecto a tratar en el proceso evolutivo de los individuos y sus proyecciones de futuro en base a un presente, sino más bien en cómo una caricia emocional y una creencia en las fortalezas y potencialidades pueden hacer que alguien tenga un rumbo u otro.

Este año me ha tocado dar clases en un instituto de formación profesional donde, con orgullo, soy el tutor de un grupo de 21 alumnos. Algo que me sorprendió inmensamente es cómo el resto del equipo educativo, antes de tener la suerte de conocer al grupo, me daba ánimos para poder llevarlos por “vereda”, para que no me diesen ataques de nervios y no me “tirara por una ventana”, ya que las hormonas estaban a flor de piel y la adolescencia los estaba descarrilando como poco.

Mi sorpresa, cuando entré al aula, fue ver a una cantidad de personas mucho más altas y corpulentas que yo, gritando, bailando, jugando y mostrando gestos de cariño entre ellas, ya que había algunas parejitas en el recinto. Es decir, 21 niños y niñas que sólo necesitan una marca en el camino para poder seguirlo como referencia.

Golpe contundente en la mesa y una llamada rotunda de atención del profesor, seguido de un “muy buenos días, sean conscientes de que tienen el mundo a sus pies…” fue mi presentación de las nueve de la mañana, a modo de bienvenida, lo que provocó, sin esperármelo, llantos y caras mirándome fijamente como hipnotizadas, porque no entendían que un docente les estuviera diciendo algo así.

Quizá la concepción de la educación que tengo vaya más allá de la mera transmisión conceptual de conocimientos Tu_no_puedes

Rápidamente, donde todos ven un grupo disruptivo yo vi una consecuencia de desorden socializador primario familiar, con muchas potencialidades, falta de amor y ganas de creer en ellos mismos, ganas de que les den una oportunidad en la vida para poder demostrar hasta dónde son capaces de llegar.

Quizá la concepción de la educación que tengo vaya más allá de la mera transmisión conceptual de conocimientos. Y aunque no sé, sinceramente, si es la mejor forma o no, sí que creo firmemente que para tratar con personas tienes que empatizar con ellas, y desde el momento en que esa capacidad se demore, la función de la enseñanza deja de tener sentido vivencial para convertirse en un medio de vida mercantilista.

, , , ,


Alberto Martínez Rodríguez es ‘couch’ ejecutivo del sector hotelero y formador ocupacional en hostelería

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar