llave antigua de hotel

Financia tu proyecto

Silogismos para analizar un proyecto hotelero

30 Mar , 2016  

Cuando estaba pensando sobre el asunto que iba a abordar en esta ocasión en El blog de Ashotel no tenía muy claro el contenido hasta que tuve que analizar la viabilidad de un par de proyectos y me acorde de mi época de estudiante en el instituto (hace muchos años) y de una asignatura en particular, Filosofía. ¿Y qué tiene que ver la Filosofía con el análisis de un proyecto con vistas a obtener subvenciones y ayuda?

Pues que ambos aplican silogismos que, para aquellos que lo recuerden, son “una forma de razonamiento que consta de tres proposiciones, de modo que dos de ellas actúan como premisas, de las que deriva una tercera, que se considera la conclusión del razonamiento. Los términos de que constan las proposiciones (sujeto y predicado) están distribuidos de tal modo que las tres proposiciones tienen, tomados de dos en dos, un término común”.

Un ejemplo lo tenemos con la Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias, por la cual hay una serie de herramientas para incentivar a los empresarios a que lleven a cabo reformas y modernizaciones, en muchos casos a cambio de tener la posibilidad de aumentar las plazas alojativas en sus establecimientos.

Para analizar un proyecto partimos del tipo de establecimiento hotelero o extrahotelero, de tal forma que si eres hotelero, haces una inversión e incrementas las plazas alojativas no tienes problema a la hora de acceder a fondos FEDER, mientras que si eres extrahotelero haces una inversión, continúas siendo extrahotelero e incrementas las plazas, pero tienes limitado al acceso a este tipo de fondos.

Esta limitación para el acceso a las ayudas no te afecta aun aumentando las plazas si tras la inversión te transformas en hotelero. Es decir, si incrementas las camas y pasas de hotel a hotel, sí tienes subvención; si es de apartamento a apartamento, no tienes; pero si es de apartamento a hotel, sí tienes opciones.

Y como no es un asunto sencillo, vamos a liarla aún más. En Canarias tenemos hoteles con cocinas (los antiguos aparthoteles) y hoteles sin cocinas (los de toda la vida); pues bien, la normativa canaria no hace distinción entre ellos y ambos tipos de establecimientos están registrados en Turismo y en el Cabildo como hoteleros. Pero si tu hotel tiene cocinas llega el Ministerio y lo cataloga como extrahotelero y le aplica las reglas de selección de un extrahotelero, con lo que un hotel con cocinas y que tras la inversión incremente sus plazas no puede tener subvención, pero si tras la inversión tu hotel no tiene cocinas sí puedes acceder a estos fondos. A ver, pero ¡¡¡si ambos son hoteles!!!

Y esto si tenemos suerte y solo hay que aplicar tres proposiciones, lo que suele suceder en el menor número de casos, ya que normalmente entran en juego más silogismos, como por ejemplo que vayamos a realizar una inversión de modernización integral y que la normativa nos permita incrementar el número de habitaciones pero no el número de plazas, es decir, que incluyamos una nueva variable al análisis para complicar el silogismo. En este caso, ¿qué creéis? ¿que tenemos ayuda vía FEDER o no la tenemos?

Os dejo esta pregunta para que resolváis el “silogismo” y si alguien tiene curiosidad o dudas sobre la respuesta correcta me puede preguntar a través de mi mail, dhoys@dyrecto.es. 

, , , , , , ,


David Hoys es director de consultoría y análisis de proyectos en Dyrecto Consultores (@dyrectoconsult)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar