Cochino negro 5

El escandallo

Mercadillos del agricultor, sin más

9 May , 2016  

Ha llovido ya de aquello. El que fuera referente de la sensibilidad ecológica, el mercadillo de Tacoronte, catapultó sucesivamente una fórmula -sobre todo del aglutinante y frágil sector primario de Canarias- que prendió como la pólvora y que hoy se hace fuerte por doquier en enclaves de vitalidad comercial.

El mercadillo de Tegueste, entre otros, puede considerarse modélico en un concepto peculiar de aunar los esfuerzos del sector primario de la comarca, así como por el volumen de realizar actividades específicas desde hace años, entre las que se encuentran los showcooking, talleres, módulos de formación, o el último encuentro realizado con el atún patudo y los vinos de Tenerife como acicates para el gran público.

Bosch Patudo Mercadillo Tegueste

Jorge Bosch con el atún patudo en el Mercadillo de Tegueste

En su conjunto, los mercadillos del agricultor de Tenerife palpitan hoy no solo con el inusitado encanto de lo natural, funcionan como engranajes de impulso comercial en torno a una pieza fundamental, que no romántica: la materia prima de proximidad. ¡Pasen y vean!

El Palmar, en Buenavista del Norte; San Isidro, Granadilla; San Miguel; Candelaria, Güímar, Santiago del Teide; La Matanza; Tacoronte; La Guancha, La Orotava o Icod de los Vinos, Cruz del Carmen, en Anaga. 

Si nos esmeramos en observar las estructuras diseminadas por toda la Isla, a vista cenital digamos, podríamos sorprendernos de la proliferación de un modelo o formato que, desde hace ya años se ha consolidado en eficaces agrupaciones, asociaciones y colectivos que cuidan una forma de vivir y sentir la agricultura y la naturaleza. Por ende, canalizar recursos económicos con géneros locales –y localizables– y cierta materia prima insólita que no se va a poder hallar en los lineales de las grandes superficies.

No sólo pensemos en agricultura pura y dura. Los mercadillos también refrescan con su pátina artesanal elaboraciones con ingredientes locales y, por tanto, que forman parte de una forma de entender y de vivir los fogones. Los embutidos propios, las conservas, las líneas reposteras…

En definitiva, diversidad y acercamiento a lo que entendemos por autoabastecimiento, al menos de viandas que han formado parte de la dieta del canario desde los tiempos ancestrales de los aborígenes.

La información proporcionada por las fuentes documentales y la paleocarpología (estudio de semillas) pone de relieve toda esa diversidad extraordinaria de especies explotadas con fines alimenticios.

, , , , , , , , , , ,


Francisco Belín es periodista gastronómico freelance, autor del blog Con Cúrcuma.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar