AG - ASHOTEL TAGORO - 38

Trabajo en un hotel

“Las camareras de pisos tienen que tener muchas ganas e ilusión por su trabajo, porque trabajar es vida”

7 Jun , 2016  

Esperanza Hernández, gobernanta prejubilada del Hotel Puerto de la Cruz

Nació en 1955 y con 61 años se encuentra recién prejubilada. Llegó al Hotel Puerto de la Cruz cuando tenía 17 años, pero comenzó su etapa laboral en el campo, desplazándose al sur de Tenerife para trabajar en las tomateras. “Nuestros estudios eran escasos en esa época y, por tanto, teníamos que trabajar en el campo; teníamos que sostenernos porque no había nadie que nos ayudara a sobrevivir. En esa época la gente tenía miedo a trabajar en algo que no fuera el campo, pero yo era muy valiente”, relata. Antes de llegar al Hotel Puerto de la Cruz, que anteriormente se llamaba Hotel Meliá, trabajó en el Hotel Bel Air.

¿Cuántos años dedicó al trabajo?

Trabaje 43 años, 30 como camarera de pisos y 13 como gobernanta, previo paso por el puesto de subgobernanta.

¿Cómo fueron sus inicios en el Hotel Puerto de la Cruz?

Comencé como camarera en el que hasta hace dos años era el Hotel Meliá. Trabajé con mucha ilusión, había días fuertes y otros no tanto, pero este un trabajo digno y bonito. Ya en los últimos 13 años estuve primero como subgobernanta hasta que las gobernantas comenzaron a retirarse y me quedé yo desarrollando esa función.

¿Cuál es el papel de una gobernanta? ¿Qué importancia tiene esta en un establecimiento hotelero?

El trabajo de una gobernanta es un poco fuerte, porque hay que mandar a las camareras a limpiar y, lo más importante, motivarlas, porque el trabajo de las camareras de pisos es uno de los más duros dentro de la hostelería. Hay que tener en cuenta que las camareras trabajan en el hotel, pero también tienen que trabajar en su casa con su familia y, por ello, necesitan motivación y sobre todo ayudarlas a que desempeñen sus labores y que tengan ganas de trabajar.

¿Cómo era su relación con las camareras de pisos del establecimiento?

Es importante estar cerca de ellas. Además, es muy necesario que la gobernanta se encuentre motivada para transmitírselo a las camareras. Estas tienen que estar siempre con la moral alta y con muchas ganas e ilusión por su trabajo, porque trabajar es vida.

¿Recibía formación por parte del hotel?

Se hacían muchos cursos para ayudar y formar al personal con el fin de saber gestionar su trabajo y cómo motivar a las camareras.

¿Cree que en España, tras la crisis, se ha sobrecargado el trabajo de las camareras de piso? ¿Cuál es su opinión sobre este tema?

Yo creo que no. El trabajo es un poquito fuerte, pero en el Hotel Puerto de la Cruz si había mucho trabajo y había que dejarlo porque no se llegaba, se dejaba, y el día que había menos trabajo, se adelantaba. El papel de la gobernanta es muy importante en este sentido porque tiene que preparar a las camareras con el fin de que estas cumplan sus obligaciones. Siempre se intentaba dejar a las camareras en un piso y cuando había mucho trabajo, ellas lo sabían. De este modo, cuando había exceso de trabajo ellas lo adelantaban y no eran sobrecargadas. Quizá hay establecimientos que no cumplan con las normas, pero el Hotel Puerto de la Cruz sí lo hace.

¿Qué es lo más satisfactorio para una gobernanta?

Que la camarera trabaje contenta y motivada pero, principalmente, que el cliente esté satisfecho, puesto que si el cliente no lo está, no tenemos trabajo. Nosotras entramos en la casa del cliente y, por ello, es importante que este se sienta cómodo.

 

AG - ASHOTEL TAGORO - 36

Domingo Castro, director del Hotel Puerto de la Cruz, y Esperanza Hernández. Foto: Andrés Gutiérrez

¿Qué ha significado para usted haber trabajado durante tantos años en un hotel?

El siguiente día a mi prejubilación había un Congreso de un torneo de dominó y había que tener preparadas muchas camas. El día anterior yo no estaba segura de que todo estuviera correcto, por lo que llamé al hotel y el propio recepcionista me recordó que ya estaba prejubilada y no estaba trabajando. Cuesta un poco, porque el hotel ya era mi hogar, vivía más tiempo allí que en mi propia casa.

Después de tantos años, seguro que hay alguna anécdota que recuerde con curiosidad. Cuéntenos alguna.  

Son muchas cosas, pero por ejemplo una vez a un cliente se le cayó un diente por el lavabo y tuvieron que desmontarlo por completo. También he llegado a las habitaciones, tocar y pensar que no está el cliente porque veía la cama tan pegada que prácticamente no se le notaba, tocar varias veces, tirar por ella y salir el cliente.

¿Cómo plantea su jubilación tras tantos años de trabajo?

Son muchas las cosas que he dejado de hacer por trabajar. Vivo en una casa de campo, donde tengo animales, huertos y donde puedo disfrutar, descansar y relajarme tras tantos años de trabajo. Se puede decir que una gobernanta trabaja noche y día porque está pendiente de todo lo que pasa en el hotel. Mi ilusión es que el trabajo tiene que ser ahora para gente joven, porque nosotras no podemos trabajar toda la vida. Las nuevas generaciones tienen que comenzar en el mundo laboral y, por desgracia, hay mucho paro.

, , , , , ,


Yessenia García Morales es periodista y estudiante del Máster en Dirección y Planificación del Turismo de la ULL

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( 3 votos, media: 4,00 de 5 )
Loading...

Un comentario

  1. Alexandra Ecaterina dice:

    He leido con mucho gusto. Respeto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar