dscn4584

Trabajo en un hotel

“Lo que nos falla a los canarios es el idioma; yo animo a mis chicos a que se vayan fuera a aprenderlo bien”

4 Nov , 2016  

Adolfo Hernández, maître general del Hotel Botánico

“Soy de Puerto de la Cruz, nací en la Casa Azul cuando allí había plataneras. Voy a cumplir 62 años este noviembre, me gusta decir siempre la edad que voy a cumplir, me siento muy orgulloso”. Así comienza Adolfo Hernández su presentación, un profesional que se ha hecho a sí mismo a base de trabajar. Comenzó en esta profesión como botones en otros hoteles de Puerto de la Cruz pero desde muy joven, con apenas 20 años, dio el salto al Hotel Botánico, unos meses después de su apertura, en octubre de 1974. “La vida me ha enseñado mucho, me he rodeado de buenos profesionales y me considero una persona muy observadora”, apunta. En febrero de 1975 empezó a trabajar en el Botánico como camarero, en el restaurante La Parrilla. Han pasado ya 41 años en los que ha ejercido como camarero, jefe de bares y, en los últimos 15, maître general. Adolfo se siente muy orgulloso de ayudar a los profesionales a prosperar, como el caso de una joven que ejerció como camarera un tiempo en el hotel “y hoy es abogada; eso me enorgullece un montón”.

Tras cuatro décadas al servicio de los turistas en este establecimiento, se jubila a finales de año. ¿A qué se va a dedicar ahora?

En realidad me quieren jubilar (risas). Aunque yo siempre seguiré pendiente del hotel, voy a intentar disfrutar de la vida lo que no he podido hasta ahora, con algún hobby como caminar. Yo he sido amante de los pájaros canarios, incluso fui campeón del mundo. Así que voy a retomar esta pasión.

Defínanos cuál es la función de un maître general y sus responsabilidades.

Bueno, en el caso del Botánico, aquí tenemos cuatro restaurantes y varios bares, yo me dedico a coordinar el trabajo de todos, los servicios de su personal, tener charlas con los camareros y maîtres de cada restaurante para comentar novedades, también con clientes para conocer sus gustos o sus intolerancias alimenticias… En general coordino todos estos equipos. Suelo reunirme con ellos al menos una vez a la semana para comentar cómo va el día a día.

¿Ha pensado formar a futuros maîtres?

Aquí estamos formándonos todos los días. Esto a mí me gusta. De donde más aprendemos es de nuestros clientes; aquí viene gente muy importante, porque somos un cinco estrellas gran lujo.

¿Qué hace un maître?

Recibir a los clientes, coordinar el equipo de camareros, conocer los gustos de los comensales, asesorar y estar al día en el mundo de los vinos…

Adolfo Hernández

Adolfo Hernández, maître general del Hotel Botánico, Puerto de la Cruz.

¿Quién o quiénes fueron sus maestros en esta profesión? ¿En qué espejo profesional se ha mirado usted durante estos años al frente de la jefatura de sala del Botánico?

Mis maestros fueron Valerio Arribas, un gran profesional ya retirado, un amigo, incluso; también me ayudó mucho Robledano, un artista del flambeado en aquella época en que se hacían muchísimos, o Isidro Dardiña,  director del Hotel Botánico en los años 80, y Omar Santana, director de Alimentos y Bebidas. Antes aprendíamos trabajando.

¿Qué opinión le merece la formación específica actual de los futuros camareros?

Aunque lógicamente vienen de una formación más bien teórica y les falta adquirir la experiencia práctica, vienen muy bien formados de muchas de las escuelas o cursos de hostelería que se imparten aquí. Lo que nos falta a los canarios es el idioma, vamos muy flojos en este campo. Muchos extranjeros que vienen de prácticas de escuelas de hostelería europeas llegan aquí sin saber bien español y a los seis meses lo hablan con soltura. A los canarios nos cuesta salir, dejar a la familia para formarnos. Como yo le digo a los chicos: “Váyanse seis meses, un año, a Alemania o a Inglaterra, aprendan el idioma y luego vuelvan a trabajar”. Lo que se aprende aquí en idiomas diez o veinte años se resuelve en menos de un año si nos vamos a vivir fuera, pero tenemos esa mentalidad, nos cuesta salir.

¿Han evolucionado mucho las técnicas de sala desde que usted empezó en la profesión? ¿Qué procedimientos más comunes de hace años ya no se llevan a cabo?

Bueno, aquí, en el Botánico, todavía se mantienen técnicas del pasado, como los flambeados, como la preparación del tartar delante del cliente, los pescados a la sal… Aún conservamos un estilo personalizado, seguimos teniendo los cuatro restaurantes a la carta (restaurante Tailandés, Papagayo, La Parrilla y el Palmeras Real) cuando en la mayoría de restaurantes de hotel se trabaja con buffet. El único buffet que tenemos nosotros es el del desayuno.

¿Cuántas personas trabajan en sala en su hotel actualmente?

En torno a unas 40. Hace años la tendencia en el servicio era diferente, el cliente pagaba más y podíamos tener más personal. De hecho, contábamos con diferentes categorías en sala, como aprendiz, ayudante de camarero, camarero, jefe de sector, segundo maître, maître y maître general. Ahora todos esos puestos se han simplificado y contamos con camarero, maître y maître general, que es el que los coordina a todos.

Seguro que tiene miles de anécdotas. Recuérdenos algunas que conserve en su memoria con más cariño.

Tengo muchísimas, pero hay varias con la Casa Real Española, como cuando hace muchos años, en la inauguración del Observatorio de Astrofísica del Roque de Los Muchachos, se alojaron en el hotel representantes de muchas casas reales, jefes de Estado. Todos los clientes estaban pendientes en el ascensor que da al hall, donde tenemos nuestra escalera de caracol, de todas las autoridades para verlas de cerca… El Rey Juan Carlos bajó por esa escalera cuando todo el mundo lo esperaba por el ascensor. Entonces apareció por detrás y los clientes empezaron a hacerle fotos con las cámaras de antes. En ese momento, el Rey dijo “un momento, por favor”, y se dirigió a un turista alemán que lo estaba fotografiando. Entonces le quitó la tapa del objetivo, porque el alemán no se había dado cuenta. Fue muy gracioso. Los Reyes han estado varias veces aquí; sabemos que, por ejemplo, la Reina es vegetariana y en una ocasión le servimos unas judías verdes enrolladitas ¡con bacon!, qué fallo, no nos dimos cuenta.

Por último, si tuviera que vendernos el Botánico, cómo lo haría…

Muy fácil, le diría que estamos en Puerto de la Cruz, un cinco estrellas gran lujo, en un entorno magnífico, con un servicio excelente, formamos parte del grupo de Leading Hotels of the World, los cien mejores del mundo. Es un servicio personalizado, jardines maravillosos, spa con un diseño fantástico…¡qué más!

¿Ya se acabó la entrevista?

Bueno, si quiere contarnos algo más, encantados…

Si, quisiera decir que afortunadamente estoy rodeado de unos grandes profesionales, gente joven como nuestro director, Gustavo Escobar, y demás jefes de departamentos. Todos nosotros formamos una gran familia de la que me siento orgulloso, algo que voy a echar mucho de menos cuando me jubile. Mi máxima, y que siempre le recuerdo a mis chicos, es “sirve a nuestros clientes como te gustaría que te sirvieran a ti”.

, , , , , , , , , , , , ,


Naima Pérez (@naimaperez) es periodista y responsable del área de Comunicación de Ashotel

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( 1 votos, media: 5,00 de 5 )
Loading...

6 Comentarios

  1. LIVANIA GONZALEZ LLAMEZ dice:

    Un gran profesional ,una gran persona y un ejemplar lidel ,Es una pena que se retire porque gente como el hace falta en esta profesiòn.La entrevista bonita y certera ,muchas felicidades.

  2. LIVANIA GONZALEZ LLAMEZ dice:

    Un gran profesional .buena persona y lidel .bonita y certera entrevista .felicidades

  3. Juan Francisco dice:

    Yo lo definiria como un hombre muy humano y con un gran sentido de la responsabilidad.
    Capaz de decir muchas cosas con muy pocas palabras.
    Me gusta mucho contando anegdotas nostalgicas…

    • Carmelo A. dice:

      Adolfo, eres una persona muy amable, humana, que siempre intentas ayudar y que te ayuden. Amigo de tus amigos. Espero que en tu nueva vida retomes lo que dejaste a la mitad. Que seas muy feliz!!!

  4. Juan Gregorio dice:

    me justaría trabajar con ustedes de cocina se be que es el sitio ideal

  5. […] Personas como Antonio Alvaradejo, director de Alimentación y Bebidas del Hotel Botánico; Adolfo Hernández, ex maître del mismo establecimiento; y Antonio Cruz, jefe de cocina del Hotel Dreamplace Gran […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar