Motivación, formación y voluntad. Post El blog de Ashotel, Alberto Martínez

Fórmate y avanza

Motivación, formación y voluntad

16 Dic , 2016  

La educación, o lo que es lo mismo, la formación dentro de un aula, sea cualesquiera las temáticas que se aborden en ellas, es una forma inexcusable de compartir conocimientos y experiencias y, por qué no, motivaciones de futuros logros para quien realmente así lo desee. Sobre compartir logros trata precisamente este post. Se trata de un aspecto al que no siempre se le concede demasiada atención y a mí, personalmente, me parece trascendental.

Todo comenzó con la impartición de otro Certificado de Profesionalidad de servicios de bar y cafetería de nivel 2, con una duración total de 640 horas, a las que se le sumaron 180 de un módulo complementario de inglés para la hostelería, lo que hace un cómputo de 820 horas y una infinidad de días.

Respecto al alumnado, lo previsto dentro de la formación para el empleo tiene una diferencia particular que me produjo asombro: un alumno que roza los cuarenta años y que ha dedicado en exclusiva toda su carrera profesional a trabajos de construcción y albañilería, estaba convencido y decidido a adentrarse en el mundo de la restauración hostelera siendo consciente, además, de que sus destrezas no eran las más adecuadas o desarrolladas según mis exigencias de técnica para poder rozar la exquisitez en un servicio. De ahí la importancia de la acción de psicología positiva o del refrán ‘querer es poder’. Y sí, si realmente se quiere, se puede.

Pasando los meses, surgió en mí la máxima alegría y orgullo que se puede sentir al ver las necesidades económicas que tenía este alumno, no tomándose el tiempo de descanso para seguir practicando dentro de clase, haciendo crucigramas de anotaciones en una libreta para expresar con fluidez el argot hostelero, curtiendo una comunicación elocuente y afable a los comensales en las dinámicas de rol y haciendo un sobresfuerzo inhumano para poder realizar las prácticas de empresa en un hotel del sur, sabiendo que ahí estaba el verdadero mercado para la contratación.

Aún sin terminar dicho módulo final, donde su tutor era un maître al que no conocía, se le ofreció ser parte de la plantilla y comenzar a reestructurar su destino. Ojalá demos el valor que supone dedicar tiempo a los logros de las personas para empatizar y admirar con mayor firmeza lo que la voluntad puede conseguir.

Desde aquí, Javier, darte las gracias por dejarme ser parte de algo tan importante.

, , , , , , , , , , ,


Alberto Martínez Rodríguez es ‘couch’ ejecutivo del sector hotelero y formador ocupacional en hostelería

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar