41874363 - stack, paperwork, paper.

Financia tu proyecto

Nueva gestión de subvenciones y ayudas, sí, pero cuando estemos preparados

28 Nov , 2016  

La Administración Pública, con buen criterio según mi opinión, ha decidido que las gestiones referidas a determinadas ayudas y subvenciones, como pueden ser los incentivos económicos regionales o algunas líneas autonómicas, se tienen que realizar de forma telemática, es decir a través de Internet y plataformas de gestión.

Esta medida me parece acertada por un lado un doble motivo. En primer lugar, porque se va a poder agilizar enormemente la tramitación al ahorrar el tiempo de desplazamiento de esa documentación física entre departamentos o desde el registro de entrada hasta la mesa del técnico responsable del análisis de ese expediente. En segundo lugar, por el consiguiente ahorro económico y medio ambiental, ya que quiero recordar que en algunas subvenciones hay que sacar siete u ocho juegos de la documentación solicitada. Estamos hablando de mucho papel y complementos necesarios para poder proceder. Imaginaros las cantidades que supone imprimir siete veces un proyecto de arquitecto (planos incluidos) o unas escritura de constitución, de poderes, etcétera, etcétera.

Dicho lo dicho, ¿estamos preparados nosotros y la Administración para esta ‘innovación’? Pues lamentablemente creo que no, y sobre todo quien peor lo lleva es la Aministración a la que, desde mi punto de vista, ha pillado el toro. Como muestra varios botones:

  • Ejemplo número 1. La Dirección General de Fondos Comunitarios, gestora de los incentivos económicos, lleva bastante tiempo avisando a las comunidades autónomas de que este paso se iba a dar y que tenían que preparar sus propias plataformas y enlazarlas con el Ministerio de Hacienda y Función Pública para que todos los trámites se hicieran de forma telemática entre los usuarios y la comunidad autónoma, y entre esta y el Ministerio. Desde el pasado 2 de octubre es obligatorio que la presentación sea telemática y las solicitudes sean firmadas con firma electrónica. Pues bien, a día de hoy la gran mayoría de las comunidades autónomas carecen de esta plataforma específica, algunas no sabe ni cómo se hace esto (les tuvimos que avisar nosotros), y otras, en el mejor de los casos, ofrecen una solución como utilizar una plataforma ciudadana o un registro general donde lo mismo una empresa pide una subvención para construir un hotel por 50 millones de euros que un estudiante pide una ayuda para comprarse un ordenador de 2.000 euros.
  • Ejemplo número 2. Líneas de ayuda que te obligan a solicitar la subvención dentro de un plazo determinado y de forma telemática. Pues bien, los últimos tres días de solicitud, que por otra parte son cuando todo el mundo pide la subvención, el servidor se colapsó y no podías solicitar la subvención porque no te permitía subir a la plataforma los documentos. Nosotros, como perros viejos que somos, presentamos una incidencia y una solicitud en papel por correos a las 9:30 de la noche para que al menos se demostrara que queríamos la subvención, pero que no podíamos pedirla como se nos exigía. Este truco nos posibilitó que nuestros proyectos hayan sido valorados y aprobados, cuestión que no todos los que quisieron optar por esta subvención pueden decir.
  • Ejemplo número 3. Ojo con el navegador que utilizas, porque resulta que estas plataformas de gestión de documentación funcionan según el tipo de navegador y hasta que te das cuenta o alguien te dice esto, te puedes volver loco, por no hablar del tiempo perdido subiendo información que te dé un error y tengas que volver a empezar.

Por último estamos nosotros, las empresas y las personas físicas. La gran mayoría de las empresas ya disponen de firma o certificado digital porque o bien ellos directamente o bien a través de sus asesores ya se hacen gestiones relacionadas con los impuestos o con la Seguridad Social, pero os aseguro que todavía hay más de una y de dos que no disponen de esta firma.

En otros casos nos encontramos que las solicitudes tienen que ser validadas por el administrador mediante su firma  personal, y no sé vosotros, pero yo al menos no dispongo o no sé cuál es mi firma digital o dónde la tengo. Para aquellos que quieran saber dónde se consigue esta firma personal, debéis saber que se tramita en las mismas dependencias donde se gestionan los DNI y que también podéis pedirla por Internet.

Lo dicho: uso de la tecnología, sí, porque tiene grandes beneficios, pero antes de obligar a su utilización yo pediría que se confirmase que funciona correctamente, que se hagan las modificaciones y pruebas necesarias para evitar situaciones como las descritas, o que las instrucciones para la gestión estén claras. Hoy mismo y antes de terminar este post hemos estado más de cuatro horas para poder solicitar una subvención.

, , , , , , , ,


David Hoys es director de consultoría y análisis de proyectos en Dyrecto Consultores (@dyrectoconsult)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Un comentario

  1. Marina Velázquez dice:

    Completamente de acuerdo contigo David. En mi opinión lo ideal es dejar estos asuntos en manos de un buen profesional. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar