Trabajo en un hotel

“No sé por dónde saldremos de esta crisis, pero yo apelaría a la excelencia y a ser los mejores en la acogida de visitantes”

10 Abr , 2020  

Bruno Correa, consejero del Paradise Park Fun Lifestyle Hotel

La de Bruno Correa (Río de Janeiro, 1950) es una historia internacional, viajera. Tras estudiar el último curso de bachillerato en Estados Unidos, quiso ser diplomático, pero “era un mundo tan político, que la mentira no habría encajado bien en mi forma de ser”, afirma, así que finalmente se le quitaron las ganas. No obstante, se licenció en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales por la Universidad de Nueva York. En esa etapa, en sus idas y venidas a su casa, en Natal, Brasil, adonde se mudó con su madre y su abuelo mientras era estudiante, le llamó la atención el mundo de las agencias de viajes. “Siempre que pasaba por una agencia veía feliz a la gente; qué fumarán, pensaba yo”, bromea, y fue así como recaló en el turismo como agente de viajes y turoperador, una profesión que ejerció en Brasil, Escocia y Reino Unido, hasta que su dominio del español hizo que recalara en Tenerife como contratador de vacaciones. “Me enamoraba de la isla cada vez que venía; pensé que podría ser un bonito lugar para vivir”. Y así fue. Su primer trabajo en Tenerife fue como director comercial para la empresa de Kurt Konrad y luego pasó una temporada en Parque Santiago hasta que recaló en una primera ocasión en Paradise Park. Tras año y medio en Barcelona regresó en 1993 a este establecimiento familiar al que lleva vinculado en diferentes responsabilidades hasta hoy, que ejerce como consejero de la propiedad. Correa es optimista por naturaleza. “Cómo si no, después de tres infartos”, dice con una sonrisa, una situación que lo llevó a cambiar su modo de vida. Máster en Recursos Humanos por la Universidad de Strathclyde en Glasgow y máster en Coaching Ejecutivo por la Escuela Europea de Coaching de Madrid, a Bruno le gusta, sobre todo, la gente.

‒En primer lugar, la pregunta en estos momentos es obligada ¿cómo se encuentra?

‒Pues de salud muy bien, gracias. Los del signo de Tauro somos muy caseros, con lo que me ha costado menos este confinamiento obligatorio. Me gusta pasar tiempo en casa con mis cosas, leyendo, escuchando música o tocando mi guitarra, además de comunicándome con mis nietos, que tengo repartidos entre Ruanda, Londres y Cambridge.

‒Veo que su espíritu internacional lo ha sabido trasladar a sus hijos…

‒Sí, sin duda. Mi hija la mayor es directora para toda África de Save de Children y justo el pasado enero le ofrecieron su puesto actual y para allá que se fue con su familia. Están muy bien allí; a Ruanda, tras la terrible guerra que vivió en los años 90 del siglo pasado, la llaman hoy la Suiza africana, porque es una potencia tecnológica. Fíjate que con apenas tres casos importados de coronavirus cerraron todas las escuelas y muchísimos negocios. Luego tengo un hijo en Cambridge, una hija en La Palma y otra en Tenerife. En total, tengo cinco nietos, con los que hablo con mucha frecuencia.

‒En su firma de correo personal puede leerse bajo su nombre la siguiente leyenda: facilitador, formador, coach ejecutivo. Me llama la atención el primer sustantivo. ¿Qué quiere decir exactamente?

‒Tenía ya 57 años cuando decidí cursar el máster en Coaching Ejecutivo, donde encontré mi otra vocación, la de coach y formador. “Facilitar” es lo que hago cuando gestiono equipos de personas. Yo pongo en práctica la Dirección de Servicio y “facilito” a que los miembros de mi equipo puedan hacer su trabajo de forma efectiva y divertida. Este es el estilo de liderazgo que me ha ido mejor en mis 47 años de trabajo en cuatro países distintos. La Dirección de Servicio parte de la idea de que el líder está para servir al equipo; esta filosofía es muy práctica, tiene muchos adeptos por el mundo, principalmente en empresas multinacionales con gente de diversas nacionalidades. Eso de que el líder está para servir cuaja muy bien conmigo y me enganché con eso.

Bruno habla con Asher, de dos años, que lo paró en el hotel para decirle que quería más helado en su cena.

¿Cómo ha vivido este último mes en el ámbito profesional?

‒Pues con respecto a la colaboración que yo mantengo con el hotel Paradise Park, sigo en contacto con nuestras cuentas clave, con los intermediarios que más confían en nosotros y que, por consiguiente, son los que más clientes nos envían. Además de ello, estoy dando clases en la Escuela Universitaria de Turismo Iriarte, grabando intervenciones de 50 minutos y subiéndolas a la plataforma de e-learning para que los alumnos no se queden sin contenido.

Tenía ya 57 años cuando decidí cursar el máster en Coaching Ejecutivo, donde encontré mi otra vocación, la de coach y formador

Cuán importante estamos viendo ahora que es la tecnología online, ¿verdad?

‒Absolutamente, yo no podría imaginar cómo habríamos podido vivir en estos momentos sin tecnología, ¿qué haríamos?

‒¿Ayuda a sobrellevar mejor las malas noticias tener una formación como la suya, de coach, o eso realmente va en la forma de ser de cada persona?

‒La formación en coaching es una formación transformacional y esto implica que durante todo el proceso de aprendizaje uno cambia y crece como persona. Esto supuestamente contribuye de manera notable a gestionar tus propias emociones y, sin duda, se aprende. De todas formas, no hace falta ser coach para enfrentarse a una situación como la que vivimos ahora, este confinamiento provocado por la pandemia mundial por COVID-19. Mira, yo con 37 años tuve tres infartos…

‒Vaya, es usted una persona fuerte, debe ser resiliente también, ese término que está ahora tan de moda…

‒Más bien bestia parda jajaja. El médico me dijo que solo yo sabía por qué me estaba pasando esto. A partir de aquella conversación di un giro, un cambio a mi vida y comprendí eso que dicen de que la salida siempre está dentro. Y cuando me formé como coach entendí muchas cosas…

Aunque el turístico sea solo uno de los sectores económicos afectados por esta pandemia mundial, lo cierto es que esta crisis sanitaria sin precedentes no tiene un manual de instrucciones del que echar mano. ¿Cuál cree que es la principal preocupación de los hoteleros, el campo en el que atesoras décadas de experiencia?

‒Sin duda, nuestra primera preocupación es el bienestar y la salud de nuestros colaboradores, desde proveedores, el personal… Luego, la de nuestros fieles huéspedes, quienes nos han brindado su lealtad durante muchos años. Ahora, más que nunca, es cuando debemos poner en valor la importancia de las personas, que hacen que la empresa y el mundo funcione. Esta es la base para una recuperación sólida al otro “lado del túnel”.

‒Pero también se preocuparán por cómo y cuándo retomaremos esta actividad

‒La salida será dura para todos y cuanto menos preparados estemos, peor. Eso nos preocupa. Una de las cosas que la empresa a la que estoy vinculado tiene buena es ese sentimiento hasta paternalista, incluso, por el que a cada persona tratamos de conocerla por su nombre, su historia… Estamos ahora mismo inmersos en un replanteamiento estratégico brutal…

Ahora, más que nunca, es cuando debemos poner en valor la importancia de las personas, que hacen que la empresa y el mundo funcione

‒De todas las crisis deben salir oportunidades, ¿por dónde cree que debe enfocarse el turismo cuando salgamos de esta?

‒La verdad es que no lo sabría decir con seguridad. Son tantas las variables en el tablero en una situación sin precedentes como esta, que solo se me ocurre apelar para la excelencia. Debemos ser excelentes en todo aquello que hagamos. Formar mejor a nuestra gente para que seamos conocidos como los mejores en la acogida de visitantes en todo el mundo. Quizás esto no sea suficiente, pero desde luego, sin esta capacidad, no podemos aspirar a una recuperación duradera.

‒Imagine que estuviera en su mano la toma de decisiones políticas en materia turística en nuestro archipiélago, ¿qué ejes de actuación deberían ser los principales una vez pueda darse por finalizado el estado de alarma que nos mantiene confinados?

‒Desde luego, creo que los principales ejes de actuación deberían incluir, en primer lugar, ayudas económicas a las empresas para recuperar sus actividades; en segundo lugar, formación específica para nuestros trabajadores en el arte de la hospitalidad turística en todas sus facetas, desde personal de base, mandos intermedios y direcciones de área; y en tercer lugar, una promoción específica, directa o indirectamente, en los mercados emisores que mejor se hayan recuperado de esta crisis, causada por la pandemia que nos ocupa. Intuyo que serán los mercados escandinavo, español y británico, a priori. El mercado que nos llegue tendrá confianza en nosotros.

‒¿Qué cree que aprenderemos como industria, el principal motor económico de Canarias, de esta situación excepcional en la que estamos inmersos?

‒Partiendo de la base de que nadie podía prever semejante situación, debemos prepararnos simplemente para el cambio. Debemos instituir la “cultura del cambio” en nuestras empresas sin poder prever cuándo ni cómo se puede producir ese cambio. Instalando esta “cultura del cambio” creo que seríamos más flexibles y eficaces en la aceptación del propio cambio y, por lo tanto, estaríamos en mejores condiciones para gestionar lo que venga. No importa a qué cambio nos refiramos, lo que importa es cómo reaccionamos frente a él y cómo lo integramos en nuestro sistema de vida.

‒¿Es optimista?

‒Por supuesto que sí. Partimos de una base muy buena para lograr una recuperación. Somos un destino turístico de primer orden mundial. Humildemente, somos la envidia de muchos otros destinos en el mundo. Mis amigos hoteleros brasileños me preguntan cómo es posible que Tenerife con sus escasos 30 kilómetros de playas pueda recibir más visitantes extranjeros que todo Brasil con sus 7.300 kilómetros de playas. Hemos sido muy buenos en el arte de la hospitalidad vacacional. Debemos y podemos seguir siéndolo si nos adaptamos a una nueva y desconocida realidad a partir de esta situación actual.

Debemos instituir la “cultura del cambio” en nuestras empresas sin poder prever cuándo ni cómo se puede producir ese cambio

‒Sin desvelar sorpresas, ¿cuál será la primera acción que llevarías a cabo el primer día de reapertura de tu hotel, la empresa a la que llevas décadas vinculado en diferentes responsabilidades?

‒En el Paradise Park no tenemos secretos. Lo primero que haremos es un pasillo, formado por muchos de nuestros colaboradores, para aplaudir en agradecimiento a todos los huéspedes que lleguen ese día. Y seguiremos haciéndolo como un ritual de agradecimiento por su preferencia a la hora de elegir nuestra isla y nuestro hotel para sus apreciadas vacaciones. Que nunca nos falte el agradecimiento. No debemos dar nada por hecho. Va a tomar una importancia especial que la gente nos elija, eso hay que ponerlo en valor. El que nos elija no será por casualidad y tenemos que ponernos el mejor traje.

 

, , , , , , , ,


Naima Pérez es periodista y responsable del área de Comunicación de Ashotel

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( 2 votos, media: 5,00 de 5 )
Cargando…

25 Comentarios

  1. Avatar Gustavo Suárez Pérez dice:

    Bruno Correa lo conocí cuando empecé en turismo por el año 1994, el como hotelero y yo como agente de viajes receptivo, y siempre lo he admirado. Me parece un profesional excelente en todo el contexto de su palabra.
    Bonita e interesante entrevista. Felicidades

  2. Avatar blosadam@hotmail.com dice:

    Conozco a Bruno desde hace muuuchas promociones, dejémoslo ahí, para no hablar de años que es feo. Lleva Canarias y Tenerife en vena con independencia de su origen y ha trasmitido las bondades de nuestras queridas islas allende los mares. Gran profesional y mejor persona.

  3. Muy interesante. Conozco a Bruno desde hace unos 16 años, compartimos el idioma portugués, algo sabia, pero no con tanta exactitud. Tuvo ( y tiene) una vida muy muy interesante.
    Me gustó mucho el artículo. Y creo que sí, tenemos que marcar la diferencia con la excelencia. Un abrazo Bruno

  4. Avatar Fernando dice:

    Gracias muchas gracias, Bruno y Felicidades a Naima, por la entrevista. Me atrevo a decir que en Bruno tenemos el mejor embajador que se pudiera soñar.

  5. Tuve el honor y placer de conocer a Bruno en mi época en Tenerife y siempre me encantó hablar con el pues de todo le sacabas lecciones que a día de hoy sigo utilizando.
    Gran persona y todo un referente turístico
    Le deseo mucha saludo y que toda la familia y staff se cuiden mucho

  6. Avatar Nathalie Hill dice:

    Mensajes cristalinos y humildes de Bruno! Siempre es un placer verte y esta entrevista refleja la gran persona y professional que eres!
    Gracias por haber compartidos tus pensamientos en estos momentos de cambio.
    Un abrazo a la distancia,
    Nathalie Hill

    • Avatar Bruno Correa dice:

      Querida Nathalie. Te mando un agradecido y afectuoso abrazo a distancia…..de momento. Pronto lo podremos hacer de la forma “antigua”.

  7. Avatar Antje Groch dice:

    Gracias Ashotel por esta entrevista a uno de mis idolos de «toda mi vida profesional» en Tenerife y Canarias en general, D. Bruno Correa! Aparte des ser un maestro de turismo y de hospitalidad, ademas es una persona fabulosa! Subscribo todo lo que dice en dicha entrevista, añadiendo, como no podria ser de otra forma, a los mercados emisores fieles de Tenerife, el alemán que tambien espero que salga «bien» de esta crisis… tardará… pero volverá!

    • Avatar Bruno Correa dice:

      Querida Antje. Gracias por tus palabras. Pronto estaremos una vez más, promocionando juntos, este destino de primer orden mundial. Gracias por darlo todo por Tenerife, cómo lo has venido haciendo durante los últimos viente y pico años.

  8. Avatar Luis dice:

    Afortunado de ser tu amigo y compañero. Esta entrevista muestra tu gran corazón y tu sabiduría que tengo el privilegio de saborear casi 30 años.
    Un abrazo

  9. Avatar Juan Violán dice:

    Es de las personas más extraordinarias que he conocido! Más allá de su enorme bagaje, tiene una química brutal…y engancha! Sonríe siempre! Y es de las personas que me enseñó desde bien chiquito que “la vida te sonríe, pero tienes que saber donde hacerle cosquillas”. Hace muchos años que no nos vemos, pero lo recuerdo con frecuencia. Me sé su teléfono de memoria (algo impensable hoy en día en que la memoria que usamos es casi únicamente la del teléfono). Enhorabuena por el artículo! Abrazos

  10. De los muchos placeres que te ofrece la vida, uno fue el de conocer a Bruno Correa. Un fuerte abraxo.

  11. De los muchos placeres que te da la vida, uno fue conocer a Bruno Correa.
    Un fuerte abrazo.

    • Avatar Bruno Correa dice:

      Querido Ángel. He aprendido mucho de ti. Tu forma de ser y tu profesionalidad me han inspirado. Gracia por tus generosas palabras.

  12. Avatar Helia Pereira dice:

    Excelente idea esta entrevista. En momentos como este es fundamental escuchar(leer) un referente del sector como es Bruno, que con su experiencia, conocimiento y serenidade nos enseña, una vez más, que podemos utilizar la adversidad para crear aún más valor! Gracias Bruno!

    • Avatar Bruno Correa dice:

      Muchas gracias Helia. Tienes un gran futuro por delante. El pasado no te fue nada mal y tú presente está siendo brillante. Mantén el rumbo!

  13. Avatar Ana rubio dice:

    Don Bruno
    Una gran persona y un director cercano sonriente humano
    Un
    Placer haber sido parte de su equipo

  14. Monsieur le Cónsul Général Du Brésil !!
    Qué inmenso placer encontrar estas líneas que muy modestamente, hacen justicia a tu persona.
    Cuando Dios creó la Felicidad, entendió que tendría que tener Embajadores y Cuidadores de la misma… . Y por eso existen personas como Bruno !!
    Trabajador infatigable, profesional muy exigente consigo mismo, comunicador natural.
    Gracias Bruno por todo lo que me has enseñado, por todo que hemos compartido, por tu ejemplo siempre !!
    Gracias por hacer mejor este Mundo !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar