banderas

Repensar el turismo

¿A relaxing cup…?

2 Oct , 2013  

La desafortunada intervención en  inglés de la alcaldesa de Madrid en la presentación de la candidatura olímpica Madrid 2020 ha servido, aparte de para generar varios terabytes de comentarios jocosos en la red, para poner de manifiesto una carencia que este país tiene, a pesar de ser el cuarto destino turístico mundial y la cual, sinceramente, no tiene gracia: el dominio de idiomas.

Si nos centramos en el colectivo de jóvenes, el barómetro de idiomas 2012 elaborado por IE Business School y el portal busuu.com entre 45.000 personas de 230 países ha venido a poner de manifiesto que de media los españoles invierten el doble de dinero que el resto de nacionalidades en aprender inglés. Esta inversión se produce aparte de los 16 años de enseñanza obligatoria que incluye la formación en este idioma. Sin embargo, esta mayor inversión no se traduce en un mejor dominio, ya que un 65% de los españoles reconoce que no es capaz de hablar, leer o escribir en inglés.

El EECL (Estudio Europeo sobre Competencia Lingüística, 2011) ponía de manifiesto que un 27% de los adolescentes españoles es competente en un idioma extranjero, frente al 42% de los europeos de media. Las cifras caen al 25% para los europeos que dominan una segunda lengua extranjera, frente a un 11% de los españoles. Una de las mayores incoherencias educativas es la que se produce entre el sistema de educación primaria, que incorpora asignaturas completamente impartidas en inglés como Science, frente a la poca o nula presencia de asignaturas en la Universidad que se imparten en lengua extranjera, al margen de los estudios de filología. ¿Por qué quienes están llamados a incorporarse al mercado de trabajo en pocos años no tienen la posibilidad/obligación de practicar de forma continua un idioma extranjero pero sí los alumnos  de 9 y 10 años?

En un destino como Canarias que vive de y para el turismo, el bilingüismo, al menos en inglés, debería estar ya más que superado, después de 40 años de turismo receptivo de sol y playa. Sin embargo, la situación es muy diferente y muchos de los trabajadores que ocupan puestos de trabajo que están en contacto diario y continuo con nuestros clientes tienen muchas dificultades para expresarse en otra lengua que no sea la propia. Atender a nuestros clientes en su idioma es una muestra de profesionalidad y de calidad en la atención y nos diferencia y posiciona frente a otros destinos con los que competimos.

Probablemente, la preeminencia del español como segundo idioma más hablado en el mundo y el poco apoyo institucional prestado históricamente al aprendizaje de idiomas estén en el origen de nuestro pobre bagaje en el conocimiento de lenguas extranjeras, pero esto no debe ser sino el acicate para superar este déficit ancestral y que seamos capaces de atender e interactuar con nuestros clientes en sus respectivos idiomas.

Foto: http://actualizacionesturismo.blogspot.com.es

, , , , , ,


Juan Pablo González Cruz (@jpgc1971) es economista y director gerente de Ashotel

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar