¿Me lo dices o me lo cuentas?

#Québonitoesviajar

15 Oct , 2019  

¿Es usted la última? ¿Lleva mucho rato? Yo no sé a usted, pero a mí esto de viajar me encanta. Aunque a veces hay que hacer unas colas que lo flipas, como ahora… Y con el pelete que hace, pero es el precio que hay que pagar por tener las fotos más cool de Instagram y ser la envidia de todos mis amigos (y sobre todo enemigos) de Facebook. No veas el éxito que tuvo mi selfie en el Museo de la Ubre de París, qué nombre tan raro, yo no vi ni una vaca, solo cuadros y esculturas. En fin, que me hice un selfie con la Cachonda esa (que no sé por qué se llama así, si casi no se ríe la pobre, o lo dirán por otra cosa…), con paciencia conseguí encontrar un hueco en que no se viera la marea humana ni el señor gordo que justo me tocó todo el rato delante. ¿Ha estado usted en Barcelona? Tremendo fotón que me hice desde abajo con la Sagrada Familia de fondo… ¡y sin papada! Soy un verdadero pro. En Venecia tuve que tirar de photoshop porque no tuve tiempo de subirme a una góndola, además de que era carisisísimo, pero ir a allí y no hacerte una foto en una góndola es como publicar fotos sin filtros… ¡un horror! Este invierno pensaba ir a Bali, al templo de Pura Lempuyang, pero como algún graciosillo publicó el truco del agua ya no tiene mucho fundamento, así que se me ha ocurrido ir a Pisa y hacerme una foto como sujetando la torre, pero tengo que darme prisa y publicar antes de que me lo copien. No crea, que esto de ser tan trendy y mantener el nivel es muy estresante…

Pues parece que ya vamos avanzando un poco. Yo si quiere le hago una foto cuando le toque, pero luego me espera y me la saca usted a mí. La foto, digo, que ahora con el #metoo hay que dejarlo todo bien clarito. Es que si no a lo mejor no se nota dónde estamos. Yo intentaré no sacar la lengua, que eso es muy de «simpática a la par que traviesa», pero en un fornido chicarrón del norte se vería raro. Pero vamos, que si hay que sacar la lengua la saco. Y hasta pongo los morritos.

Yo es que soy muy poli valiente: no solo soy viajero, pero no de ese turismo de masas de sol y playa, #porfavorosea, sino también influencer, instagramer y blogger. Ya tengo mi programa de viajes hecho para lo que queda de año y parte del próximo, la meta es conseguir en cada uno por lo menos un par de selfies chulos y publicarlos con hashtags ocurrentes que ya los traigo yo pensados de antes ‒es que soy muy previsor, pero no de los del tren, sino de los que lo traen ya todo preparado‒ y sin gastar mucho para poder irme enseguida a otro sitio. Pensaba ir también a Madrid, que es una ciudad muy cool y sale muy a cuenta, pero es tan poco instagramfriendly… ¿Se puede creer que en El Prado no dejan hacer fotos ni selfies? Sí claro, si al final vamos a tener que ir a los museos nada más que a ver los cuadros…

Bueno, pues parece que ya nos toca. Espere que me voy a quitar los guantes para hacer la foto y les voy a decir a los sherpas que tengan la camilla lista para bajarme a toda velocidad, que ya queda poco oxígeno, y me vayan preparando un té para entrar en calor. Por favor, cuide el encuadre y enfoque bien, que yo aquí no creo que vuelva. Asegúrese de que se vea el pico y que no salga la cola de gente. A ver. Un, dos, tres: qüisquiiiiiiiii. Hala, a publicarla. #soloenlacimadelmundo. Genial, soy un crack. Pues nada, me voy, a ver si en el duty-free venden sal de esa rosa.

#quebonitoesviajarytodoloqueunoaprendeoye

, , , , , , ,



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar