Talentos con talante

Cuando #yomequedoencasa

23 Mar , 2020  

Estoy absolutamente convencido de que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.

Albert Einstein

De repente, nuestro hogar se convierte en nuestro espacio vital, 24 horas al día, día tras días, perdiendo nuestra rutina diaria. La pandemia de COVID-19 aparece sin ser invitada, nos confina en casa bajo un estado de alarma y podemos paralizarnos por el miedo, el dolor y la inseguridad, o encontrar la forma de aceptarlo y superarlo.

Tenemos dos opciones: o poner el foco en lo que no tenemos o no podemos hacer, o en lo que tenemos y podemos hacer. Si ponemos el foco en lo que no podemos hacer, nuestra mente lo ve como una amenaza; por el contrario, si hacemos uso de ese tiempo para retomar o hacer cosas nuevas, nuestra mente lo ve como una oportunidad.

Oportunidad para revisarnos, para poner en orden nuestras prioridades, para retomar una lectura en pausa, para poner iniciar proyectos metidos en un cajón, para crear y dar color a nuevas ideas.

Oportunidad para poner punto y final y empezar de nuevo, oportunidad para poner punto y seguido y continuar en el camino desde otra perspectiva, porque la crisis nos pone de frente la realidad tal y como es; son toques de queda que nos obligan a parar, a interrumpir momentáneamente nuestra manera de pensar cotidiana y nuestros hábitos de conducta.

Esta situación de alarma que vivimos suele ser una experiencia desagradable para quienes la padecen: la separación de los seres queridos, la pérdida de libertad, la incertidumbre sobre nuestro futuro laboral puede crear efectos dramáticos. Vivimos en una sociedad volátil donde los cambios marcan nuestras hojas de rutas, una sociedad competitiva que nos anima a la comparación, empujándonos a la inseguridad del “yo” para convertirnos en “tú”. Una sociedad en la que la productividad y las prisas priman, y llega COVID-19 de repente y nos impone parar. El estado de alarma junto al #yomequedoencasa nos brinda la oportunidad de mirar hacia dentro, de conocernos, de estar con uno mismo, de observar nuestros pensamientos, nuestras emociones y equilibrar hacia la coherencia con nuestra esencia, con nuestro ser, con “YO SOY”.

Vamos a tener que tomar decisiones difíciles y cuando lo hagamos intentemos hacerlo no solo desde nuestro pensamiento (centro intelectual), sino que observemos y unamos nuestras emociones (centro emocional) y nuestras sensaciones corporales (centro motor). Desde este equilibro nace la armonía, nace la paz y la buena voluntad.

, , , ,


Marisol Bardón es directora de Formación y Empleo de Ashotel y autora del blog #AhoraYo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( 1 votos, media: 5,00 de 5 )
Cargando…

6 Comentarios

  1. Avatar SILVIA dice:

    Mucha gracias. . En estos momentos estos consejos ayudan mucho. Tomo nota.

  2. Avatar Melania dice:

    Buenisimo, tomo nota y lo comparto. Un abrazo Marisol

  3. Naima Pérez Naima Pérez dice:

    Dicen que de todas las crisis surgen oportunidades, confío en que así sea. Mejor ser optimista, como tú, Marisol. Mucho por aprender, compi. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar