Trabajo en un hotel

«Hemos experimentado que con la naturaleza no se negocia y la única forma de protegernos es anticiparnos»

5 Jun , 2020  

Juan Carlos de León, director de Operaciones de GF Hoteles

Juan Carlos de León (Tenerife, 1971) ha desarrollado toda su carrera profesional en el Grupo Fedola, matriz de GF Hoteles, incluso antes de que se constituyera como grupo empresarial. “Empecé aquí después de haber terminado la carrera (Empresariales) y haber pasado un año en Inglaterra”, recuerda. Su primer puesto fue como administrativo en el establecimiento de la cadena GF Fañabé. Entonces, en todo el grupo estaba compuesto solo por 145 personas trabajadoras, hoy superan las 1.200. Tras ocupar diferentes responsabilidades relacionadas con la administración y el área financiera, hoy está al frente de la dirección de Operaciones de la cadena, una función más relacionada con la gestión. En este tiempo, asegura Juan Carlos, ha sentido especial atracción por la aplicación de la inteligencia emocional en las organizaciones de trabajo, aplicada a cómo la toma de decisiones del consumidor viene definida por una explicación emocional. Este icodense es también un gran defensor de la sostenibilidad como eje vital de las empresas en sus tres vértices: económico, social, pero especialmente el medioambiental. Quienes lo conocen aseguran que, como buen gestor de cuentas, es una persona pragmática, y busca que ese pragmatismo se pueda aplicar a proyectos que, a priori, parecen inalcanzables. Juan Carlos es también un defensor de impulsar equipos y de las personas que desprenden atrevimiento.

‒Juan Carlos, aunque ya se va viendo la luz al final del túnel, no sé si en algún momento de su experiencia en el ámbito hotelero imaginó un escenario de crisis tan excepcional como el que estamos viviendo…

−No, ni en lo más remoto de mi imaginación. Pertenezco a una generación que ha vivido mejor que las generaciones pasadas, y salvo las crisis del 2008-2009 todo ha ido a mejor década tras década. Es el momento para crecer, soy consciente de que se nos presentan problemas nuevos, pero también se abren nuevas posibilidades de cara al futuro.

‒¿Qué otra crisis o situación complicada ha vivido en el ámbito profesional y qué sacó de ese momento?

−Como esta ninguna, y nada que se le parezca. Llevo 22 años en la empresa y se han vivido situaciones como las derivadas de la caída de las torres gemelas, en 2001, y la crisis económica de 2008, que fue muy dura para el destino, pero esto que estamos viviendo ahora es de otra liga. Por eso creo que la respuesta que debemos dar debe ir acorde al reto que tenemos por delante; soy consciente de que las soluciones están en nuestras manos, es nuestro momento y las generaciones futuras nos juzgarán por lo que hagamos ahora.

‒Después de las primeras semanas de impacto, cuando de la noche a la mañana, con el decreto de cese de actividad, los establecimientos hoteleros de todo el país cerraron sus puertas por un tiempo impredecible, ¿qué fue en lo primero que pensaron ustedes en GF?

−Fueron días en que las noticias que iban llegando empeoraban a las vividas el día anterior y las decisiones no duraban más de 24 horas, porque la realidad volvía a cambiar. La sensación de saber que no tienes nada de control sobre lo que está pasando, es terrible. Cuando vives esta situación, lo único que te pasa por la cabeza es analizar qué tenías que haber hecho y no hiciste, aunque solo sea para no volver a cometer los mismo errores. Este pensamiento es el que ahora debemos trabajar: estamos a tiempo de prevenir posibles y futuros escenarios de este tipo. Ojalá queramos y acertemos a la hora de afrontarlos.

Juan Carlos de León, director de Operaciones de GF Hoteles.

‒¿Cómo es hoy su día a día? ¿Teletrabajo, oficina…? ¿Cómo se organiza? ¿Han diseñado ustedes alguna hoja de ruta? Y si es así, de forma somera, ¿en qué consiste?

−Durante la cuarentena estuve trabajando desde casa, mucho mejor de que lo que inicialmente pensé. Ahora ya estoy yendo a la oficina. Tenemos fijada la apertura del GF Isabel para el 1 de julio y estamos trabajando en los protocolos y cambios para tener la mayor seguridad posible de cara a los clientes y los compañeros que trabajan en el establecimiento. En relación con la organización del trabajo diario, nos ha ayudado el desarrollo de algunas acciones que llevamos a cabo en 2019, enmarcadas inicialmente en nuestra política de sostenibilidad medioambiental y que nos vino genial, como el haber implantado la digitalización de los procesos de administración, la eliminación del uso del papel, la implantación de un sistema con toda la información en la nube, la facturación electrónica y muchos procesos que hacen posible y eficiente el trabajo desde casa.

‒¿Cómo han llevado a cabo la relación con sus empleados en situación de ERTE y la gestión de la comunicación?

−De un día para otro te ves en tu casa y tu familia depende de una situación de la que no tienes el control, el nivel de incertidumbre puede generar mucha ansiedad. En Grupo Fedola entendimos que la comunicación con todos los compañeros tenía que ser fluida, lo que derivó en 2 acciones concretas: por una parte, permanecer trabajando un equipo de personas para facilitar todo lo relativo a la documentación y las gestiones, para dar respuesta inmediata y detallada de la situación de cualquier compañero que llamara con dudas. Y, por otra parte, se creó un portal web para nutrir de información periódica y oficial, al tiempo que facilitamos un espacio común entre compañeros para vivir de alguna manera acompañados esta situación excepcional. En este espacio estamos informados y compartimos inquietudes que se han traducido en la creación de secciones como la de ofertas de formación, pequeños vídeos de los compañeros a modo de testimonios de su día a día en el confinamiento, etc. Se ha hecho un gran trabajo de comunicación en el Grupo Fedola.

Mostrar a tu cliente potencial que como empresa eres responsable marcará el que te elijan o no

‒Precisamente ese portal web interno que han puesto en marcha en Grupo Fedola ha tenido buena valoración, no solo por parte de los empleados, sino incluso por el Pacto Mundial de la ONU. ¿En qué tres aspectos crees que esta iniciativa ha acertado de pleno?

−Todo lo que afecta a la empresa lo hace también directamente a todos sus trabajadores; insistimos mucho en la implicación de todos en este proyecto común. Para nosotros es obligatorio mantener canales de información interna y la organización vio una magnífica oportunidad para potenciar el sentido de pertenencia en tiempos de confinamiento. Desde hace un año hemos ido reduciendo los comunicados en papel para informar sobre cuestiones importantes y que nos afectan a todos, como por ejemplo la crisis de la caída de Thomas Cook, el cierre del espacio aéreo en su día o los primeros días de la pandemia de coronavirus. Y somos conscientes de que la presencia y el cara a cara no tienen sustitutos. Pues el confinamiento hizo que tuviéramos que buscar nuevas formas y canales de acceso a las personas. Ha sido todo un éxito.

‒De todas las crisis deben salir oportunidades, ¿por dónde cree que debe enfocarse la actividad hotelera cuando salgamos de esta? ¿aprenderemos algo como industria?

−Esta situación nos ha provocado un gran impacto y cambiará nuestros esquemas en la toma de decisiones. Creo que pesará más comprobar que aquello que elige la persona está más alineado con sus valores. Se está fomentando la responsabilidad individual en los problemas colectivos como el propio COVID-19 o el medioambiente y la respuesta debe ir enfocada hacia un cambio cultural. La solución reposa en nuestra responsabilidad como individuos y en los hábitos de consumo de cada uno. Mostrar a tu cliente potencial que como empresa eres responsable marcará el que te elijan o no.
Hemos experimentado que con la naturaleza no se negocia y la única manera de protegernos es anticiparnos a hacer las cosas bien. Tengo esperanza en el cambio que esto nos puede traer, a nivel de responsabilidad individual, para ser más conscientes de realidades como el cambio climático y las infinitamente peores consecuencias que traerá. Si aprendemos de esta igual, se convierte en un regalo.

‒De cara a la reapertura, más allá de todas las medidas de seguridad establecidas en los protocolos diseñados en el ámbito nacional para toda la industria hotelera, ¿los ha impulsado esta crisis a modificar alguno de los procesos habituales de trabajo? ¿Qué cosas van a cambiar en su empresa?

−Uno de los más evidentes, sobre todo para trabajos más de oficina, será sin duda el teletrabajo, que de un plumazo ya hemos testeado. Es absurdo para muchos trabajos desplazarse 100 kilómetros y encerrarse en una oficina para que no lo molesten. Habrá que trabajar en medir los resultados, pero el teletrabajo creo que llegó para quedarse. Internamente habrá que adaptar los protocolos para convivir con esta realidad, pero serán cambios que integraremos con normalidad.

Es el momento para crecer, soy consciente de que se nos presentan problemas nuevos, pero también se abren nuevas posibilidades de cara al futuro

 ‒En muchos ámbitos se afirma que de esta situación excepcional saldremos mejorados como sociedad, ¿comparte esta máxima?

−Comparto que es una oportunidad, tengo mis dudas acerca de si sabremos aprovecharlas, desarrollar una conciencia colectiva, pero el cambio es un cambio individual. Grandes mejoras en la historia han venido precedidas de grandes problemas; el momento para iniciar esa mejora es hoy.

‒Si en su mano estuviera adoptar una sola medida, propuesta, iniciativa, ley… enfocada al sector en el ámbito de Canarias, ¿por dónde irían los tiros?

−Veo con cierta envidia cómo en otros países su respuesta a esta crisis ha sido la responsabilidad individual, lo que se traduce en una cultura implantada, basada precisamente en esa responsabilidad. Creo que esto se trabaja y se fomenta. La base irrenunciable de la libertad individual y su vínculo con la responsabilidad a través de la educación. Creo que por ahí irían los tiros.

 

, , , , , , ,


Naima Pérez es periodista y responsable del área de Comunicación de Ashotel

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Cargando…

Un comentario

  1. Avatar Fernando Abreu dice:

    Una gran entrevista. Ojalà todos y todas los/as que tienen responsabilidades empresariales o institucionales pensaran, y tuvieran las ideas tan claras como este señor, y asì aprovechar este momento para salir màs reforzados y màs resilientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar