Inteligencia de Cliente

Smart City, una apuesta para mejorar la vida de los turistas

19 Abr , 2021  

Hace tiempo que sabemos que la tecnología y la innovación son dos grandes claves si queremos crecer, evolucionar y mejorar como sociedad y como mundo. Las nuevas tecnologías y tendencias que han surgido, como la inteligencia de cliente, la automatización, los CRM, el Internet de las Cosas (IoT), los DTI, entre muchas otras, nos han ayudado, y continúan ayudando, a salir de situaciones de crisis y transformarlas en nuevas oportunidades de crecimiento y progreso.

Lo mismo sucede con el sector turístico, el cual, a pesar de las posibles limitaciones que pueda estar sufriendo en el momento actual, ha visto una gran mejora gracias a todas estas tendencias mencionadas, y a otras de las cuales no hemos hablado aún en esta sección, como las Smart Cities o Ciudades Inteligentes.

¿Qué es una Smart City y en qué consiste?

Una Smart City, al igual que un Smart Hotel o DTI, es un nuevo modelo turístico que surge a raíz de las nuevas tecnologías y la nueva mentalidad del ciudadano, orientada a un uso consciente y responsable del entorno con el fin de convertir a las ciudades en inteligentes y sostenibles para mejorar la calidad de vida de los habitantes y turistas.

Podríamos definir Smart City como una ciudad inteligente, en la que se utiliza el potencial que ofrece la tecnología con el objetivo de mejorar sus infraestructuras en diferentes áreas, como puede ser el desarrollo sostenible, la calidad de vida, la gestión y eficacia de los recursos disponibles y la participación y colaboración ciudadana.

Por tanto, el objetivo principal de una Smart City ha de combinar en un modelo urbanístico la defensa del medioambiente, la rentabilidad económica y la eficiencia energética, donde el feedback de los ciudadanos ayude al desarrollo de los sistemas y los convierta en smart citizens.

¿Qué beneficios puede aportar una Ciudad Inteligente al turismo?

Si una ciudad decide convertirse en inteligente, sería una ciudad mucho más moderna, eficiente, sostenible y tecnológica, capaz de satisfacer cualquier necesidad, tanto de los propios habitantes como de los turistas, y mucho más en estos tiempos de COVID-19.

Gracias a una Ciudad Inteligente podemos conseguir beneficios como los siguientes:

  • Vivir de forma inteligente, a través de las tecnologías de información basadas en el consumo y en el comportamiento (e-turismo, el e-health y los smart homes).
  • Optimizar al máximo los recursos disponibles y mejorar ante todo la calidad de vida del ciudadano.
  • Gestionar otros conceptos de la vida cotidiana del ciudadano como es la sanidad o el consumo de agua.
  • Transporte y movilización inteligentes y accesibles, adaptados a todo tipo de usuarios, a la vez que su uso ayuda a reducir la emisión de CO2.
  • Aumentar el uso de las energías renovables, coches eléctricos y reducción del impacto medioambiental (ecosistema mucho más sustentable y eficiente).
  • Economía inteligente, en la cual es posible crear modelos de negocios utilizando como base la innovación y el conocimiento adquirido, impulsando la microeconomía.
  • Experiencia innovadora y diferenciadora, gracias al uso de las Apps, IoT y Big Data, entre otras tecnologías avanzadas, que permiten predecir el comportamiento del turista y guiar, de este modo, su experiencia. Esto se puede utilizar, por ejemplo, para gestionar la masificación de la ciudad orientando a los visitantes a diferentes áreas en función de sus intereses.

¿Qué se necesita para convertirse en una?

Imagen oficial de la Norma UNE 178201 de AENOR.

Debemos tener en cuenta que la Norma UNE 178201 es la que regula los Sistemas de Gestión de las Ciudades Inteligentes.

En ella se especifican, a través de los indicadores de gestión en base a cuadros de mando de gestión de ciudad, los atributos y requisitos para que una ciudad pueda ser considerada como Ciudad Inteligente.

Además, para convertirse en una Ciudad Inteligente no sólo hay que cumplir ciertos requisitos básicos, como la estrategia, gobernanza, sostenibilidad y tecnología, sino que además hay que emplear una herramienta de gestión adecuada para poder gestionar una ciudad inteligente y desarrollarla con éxito.

Y tú, ¿gestionas una ciudad? ¿A qué esperas para convertirla en inteligente?

, , , , , , , , , ,


Paula Martín Reyes es responsable de Comunicación y Ventas de Itop Consulting (@ItopMC)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar