Viviendo en hoteles

No nos tomen por tontos

23 Dic , 2022  

Aviso desde el inicio que este artículo personal va a ser totalmente distinto a los que he escrito en los últimos años. Esta vez no voy a hablar tanto de turismo, sino de la situación actual que estamos viviendo. Y va a estar sobre todo relacionado con mi experiencia, de cada semana, de viajar en avión, taxi y guagua (autobús, para los amigos que viven fueran de nuestras islas). Después de casi 140 semanas (aquí sí que la cosa ha durado más de 100 semanas) usando mascarilla en todo tipo de transporte público, empiezo a pensar que desde nuestro Ministerio de Sanidad nos están tomando por tontos. Las preguntas que vienen a continuación nos las estamos haciendo todos y cada uno de los usuarios de los medios de transporte, al menos desde el final de este verano, cuando ya habían pasado 100 semanas del comienzo de la norma, qué casualidad:

  • ¿Cómo es posible que no se tenga que usar la mascarilla en espacios de máxima aglomeración y sin ventilación (las zonas comunes de los aeropuertos), pero sí sea obligatoria dentro del propio avión, con la ventilación automática y segura que se tiene?
  • ¿En serio que alguna autoridad está poniendo multas de 100 euros por no llevar la mascarilla en transporte público?
  • ¿Realmente existe el comité de expertos que recomienda seguir usando la mascarilla para evitar contagios?

De verdad, que no nos tomen por tontos. Viendo cómo evolucionan los contagios, que gracias a las vacunas han dejado de ser tan mortales y rápidos, el mantenimiento de esta medida es ya totalmente innecesaria.

Esta semana pasada he estado por Madrid, usando el Metro de Madrid en hora punta (háganse la idea de cómo iban los vagones, que nos vamos a reír). Por supuesto, más de la mitad de los pasajeros del Metro no llevaban puesta la mascarilla. Lo más divertido era leer las pegatinas informativas en las ventanas de los vagones donde se informaba “el aire en este vagón se renueva cada 2,5 minutos y se produce una limpieza a fondo de forma diaria”. Eso sí, en los accesos a los andenes no hay aire que se renueve ni limpieza diaria a fondo que se garantice.

Esta sensación de que nos toman por tontos la noto cada día más. Es como si no se habla de ello, dejemos a estos tontos (nosotros) que sigan usando la mascarilla porque lo digo yo (la ministra Carolina Darias). Y digo esta ministra porque cuando hace unos meses la ministra Raquel Sánchez, la de Transporte y Movilidad, dijo que se eliminaba el uso de la mascarilla en el transporte público, llegó su colega y dijo que “eso es de mi competencia, y soy yo quien dirá cuándo se quita esa norma”. Así nos va.

El venir en viaje de avión a España o salir directamente de nuestro país y tener que ponerte la mascarilla si viajas en una compañía nacional es ya de tontos. Si haces este mismo servicio con una compañía extranjera las mascarillas ya no son obligatorias, con lo que te libras de ponértelas.

Y es que las recomendaciones de no viajar si se tienen síntomas de Covid-19, o de cualquier otra enfermedad, son de sentido común. En situaciones generales, cuando uno está enfermo, se queda en cama y se cuida y no se pone a viajar. No es que contagie a los que viajan a su lado, que también, es que viajar estando enfermo es de lo más desagradable para nosotros mismos. ¡Que no somos tontos, por Dios!

Creo que voy a agradecer enormemente al presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, su expresión de la semana pasada. Expresó con meridiana claridad la situación en que nos sentimos muchos de nosotros, y no digo que yo el primero, pero casi. Todos somos ya adultos y responsables, y además bastante tolerantes, y nadie de nosotros ve ya con malos ojos o extrañeza que alguna persona vaya por la calle, por las tiendas o los supermercados, con una mascarilla para protegerse. Hace unos tres años eso era solo cosa de los asiáticos, pero ahora ya lo tenemos asumido. El que se sienta más cómodo llevando mascarilla, sobre todo porque no se encuentra del todo bien de salud, pues por supuesto que él mismo se recomienda llevarla; nadie le tiene que decir que se la ponga. Pero el obligar por ley, bajo pena de sanción administrativa e incluso de prohibición de estar dentro de un avión, si no la llevas puesta, me parece un punto más que excesivo.

Si la ministra de Sanidad se siente más cómoda con sus funciones haciendo una recomendación en el uso de la mascarilla, me parece bien, pero que deje de tomarnos por tontos, y que elimine esa norma de una vez, que no hace más que dar que pensar que no trabajan por que volvamos a la normalidad, o nueva normalidad (mira que lo repitieron durante meses el año pasado), y que lo que realmente piensan es que somos todos tontos.

Como decía al inicio, esta es la primera vez que escribo en un tono totalmente diferente a mi manera de escribir, y sin un tema que vaya directamente relacionado con el turismo. De todas formas, aquí sí hay una derivada que se vincula con la satisfacción de viajar y de disfrutar de la experiencia de visitar otros destinos, desde el momento mismo que sales de tu casa hasta el momento en que regresas.

Que te obliguen a llevar una mascarilla en un espacio perfectamente ventilado, limpio y seguro, como son los aviones, el metro y las guaguas, es algo que me rompe mi creencia de que no hay mal que 100 años dure. A este paso, sí que vamos para los 100 años, porque las 100 semanas las superamos de largo. Que dejen de tomarnos por tontos, joder (con perdón).

A Santa Claus (los Reyes aún están lejos) le pido que se elimine esta norma. A ver si me hace caso, que este año me he portado muy bien. ¡FELIZ NAVIDAD!

, , , , ,


Francisco Rodríguez es director financiero corporativo de cadena hotelera

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( 2 votos, media: 4,00 de 5 )
Cargando...

Un comentario

  1. Jose Manuel Pérez Lugo dice:

    Totalmente de acuerdo. Como se nota que la ministra no coge transporte público. Obligatoria en una guagua donde vamos 4 gatos y no obligatoria en un cine petado de gente para ver Avatar más de 3 horas. Que criterio siguen esos «expertos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar