51281713 - tropical swimming pool and palm trees in luxury resort

The Financial Post

¿Dónde internacionalizar la inversión hotelera? El caso de República Dominicana

22 May , 2017  

Habitualmente ocurre que cuando se dan etapas de esplendor turístico, como el actual para las Islas Canarias, el empresario hotelero no quiere perderse ni un ápice del momentum, esto es, concentrar sus esfuerzos en aprovechar al máximo posible la demanda existente y no abordar otros ámbitos del negocio. Entre éstos, está la necesaria rehabilitación de muchos enclaves hoteleros, la digitalización y la potencial internacionalización.

No toca hablar del Capex (Capital Expediture), ni de la digitalización, sino de la internacionalización, algo que es consustancial al apreciado know-how del empresario hotelero español y en especial del canario. La pregunta es dónde invertir, hacia dónde expandirse. Lo que más cerca nos queda es África pero, sin duda, toda el área del Caribe tiene un seductor atractivo para el turismo vacacional. Los flujos turísticos desde los extraordinarios mercados consumidores estadounidenses y canadienses hasta los europeos, pasando por los países latinoamericanos con las clases medias y su mejor estabilidad económica, lo que constituye un mercado de cientos de millones de consumidores potenciales y hace sumamente apetecible explorar la zona. Además, nos unen elementos culturales, históricos y el idioma, con excepción de las islas caribeñas británicas o francesas.

Entre los destinos de las inversiones con mayor atractivo según diversas fuentes del sector turístico-hotelero, está la República Dominicana. Uno de los principales factores de atracción se deriva de su proximidad geográfica a Norteamérica o de su localización estratégica en las rutas comerciales internacionales, unido al acceso a los grandes mercados mundiales (tratados de libre comercio con EEUU y la UE, entre otros). Asimismo, la estabilidad política y macroeconómica de una de las democracias más consolidadas de América Latina, el competitivo mercado laboral, las modernas infraestructuras portuarias y aeroportuarias, su condición de potencia turística internacional, el desarrollo manufacturero de las Zonas Francas y los incentivos a la inversión extranjera son factores que explican el éxito del modelo económico dominicano.

Desde mediados de la década de los noventa, la República Dominicana se ha convertido en el primer receptor de inversión extranjera directa (IED) en la región (excluidos los paraísos fiscales). La IED acumulada en 2015 asciende a 30.978 MM.$, 18 veces la registrada en el año 2000. Además, la inversión se ha asociado a la instalación de empresas multinacionales, atraídas por las ventajas para producir en el país y la facilidad para acceder a terceros mercados, así como el crecimiento de los servicios en el mercado local (especialmente, energéticos, telecomunicaciones y comercio minorista). Entre las diversas ventajas para invertir en el país, destaca la posibilidad de repatriar el 100% de los beneficios, la libre convertibilidad de fondos, las facilidades de cambio, el marco jurídico y el re- conocimiento de la transferencia como inversión.

La República Dominicana es el primer destino turístico del Caribe: según datos de la OMT para 2015, el país contabilizó 5,6 millones de turistas y unos ingresos de 6.118 MM.$ (un 47% más que en 2010). Además de 500 km de zona costera de playas paradisíacas, el país atesora un importante patrimonio cultural, rural y natural. El sector turístico es crucial para el empleo, la generación de divisas, la atracción de inversión y, en definitiva, el crecimiento económico del país.

12904258 - beautiful typical hotel over the sea with coconut trees

Hotel en República Dominicana.

Pero frente al riesgo concentración en un único sector, la economía dominicana ha apostado por la diversificación económica. En esa línea, las Zonas Francas han sido el principal motor de industrialización y diversificación, contribuyendo significativamente a la internacionalización y la mejora de la productividad. Con más de 600 empresas repartidas en 58 parques industriales, las Zonas Francas son el primer empleador del país, generando asimismo más de la mitad de las exportaciones, siendo el sector de la confección textil, su principal exponente. La legislación (Ley 8-90) garantiza un paquete de estímulos para el fomento de inversiones y atracción de empresas en las Zonas Francas, entre los cuales destacan las ventajas fiscales que alcanzan el 100% de exenciones en el pago de impuestos. Aparte del turístico, hay otros sectores que atraen el apetito inversor, tales como la minería, el sector inmobiliario, los servicios de telecomunicaciones y el sector financiero.

En lo que se refiere a los flujos de inversión, entre 2007 y la primera mitad de 2016 el país caribeño fue receptor de un total de 419 millones de euros, frente a los 16 recibidos por parte de España. Desde el tope máximo de 2010, 161 millones de euros, la IED española ha perdido algo de brío. Respecto a los sectores de inversión en 2015, las empresas españolas se inclinaron preferentemente por la hostelería (servicios de alojamiento, 50,1% de la inversión total) y los servicios financieros y seguros (48,2%). Mientras, en el primer semestre de 2016 la inversión se canaliza básicamente en actividades inmobiliarias (71,3%), y el resto en agencias de viajes (28,7%).

En línea con lo descrito, hay más de 10 familias hoteleras presentes en aquel país, algunas desde los años 80: Bahía Príncipe (Grupo Piñero), Barceló, Riu, Iberostar, Meliá, Palladium, Be Live (Globalia), Princess (José y Roberto Cabrera), Catalonia (Hermanos Vallet), Blue Bay (Joaquín Janer y Jamal Iglesias), Majestic Resorts (Grupo Batle), Excelence, H10 y, entre las canarias, destacan Grupo Lopesán y Grupo Martinón. Arriesgaron, invirtieron, triunfaron, repatriaron recursos, expandieron sus negocios y hoy ejercen un liderazgo global extraordinario. Los lazos de Canarias con este país caribeño se remontan al año 1523, cuando cien canarios recibieron la orden de la Corona Española para emigrar a Santo Domingo, los cuales se dedicaron como colonos españoles a la producción ganadera y agrícola en pequeña escala.

Toda la zona Caribe tiene un indudable atractivo, en especial el país descrito, al igual que lo tiene Canarias. Como pueden ver hay varias similitudes, en cuanto al entorno político, legal y económico, incluso en cuanto a modelo turístico, por lo que quizás no sea descabellado “dar el salto” ahora, como seguramente están valorando algunos empresarios, mientras otros ya aumentan su inversión.

 

, , , , , ,


Munesh Melwani es socio fundador y director general de Cross Capital (@CrossCapital)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( Sin valoraciones )
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar