Innovación=Valor

Innovación turística en tiempos de incertidumbre y recuperación (1)

6 May , 2020  

Aunque uno siempre está en continuo aprendizaje, de mi humilde experiencia en náutica deportiva y recreativa he podio aprender algunas cosas básicas sobre el mundo de los barcos. Para empezar, no conozco ninguno que pueda cambiar de rumbo sin propulsión, sin impulso. Ya puede estar a los mandos de la embarcación Jack Aubrey el intrépido comandante en la célebre película Master & Commander, que para que el timón haga su trabajo necesita motor o vela que lo propulse, a veces en situaciones difíciles y dependiendo del barco, ambos al mismo tiempo. Por lo tanto, para cambiar de rumbo necesitamos primero “echar a andar”.

También me ha enseñado como que siempre es buen momento para arreglar cosas, especialmente el casco ‘en seco’, pero el mantenimiento, limpieza y orden de la cubierta se puede hacer incluso navegando, excepto en mitad de una buena ‘castaña’ o de una regata. No hacerlo mientras el barco está varado es una pérdida enorme de tiempo. Lo planteo como advertencia, porque desde el sector alojativo se tiene claro y se trabaja para que las garantías para una reapertura sean máximas. Pero ¿y el destino? Después de esta situación los temas de carácter ambiental y sanitario, como la gestión de residuos, la depuración y la calidad de las aguas de baño, tendrán, si cabe, una mayor importancia en la garantía de seguridad sanitaria de los destinos. No hablemos sólo de protocolos en lo privado; la administración pública con competencias en el espacio público debe ‘ponerse las pilas’ en este sentido.

Otro aspecto básico del mundo náutico es que debemos adaptar la potencia, la vela, o el motor a las circunstancias, aunque hoy es más sencillo prever las condiciones de la ‘meteo’ gracias a la instrumentación y la tecnología, que nos permite saber básicamente a qué nos enfrentamos. También sé que normalmente estarán esperando en el muelle ‘los expertos’, sentados con buena visión, comentando tu maniobra de atraque. Por último, están los que vamos como tiros a echar una mano, que siempre se agradece.

Me viene a la mente este símil náutico porque en este período de confinamiento he escuchado a unas cuantas voces hablar de la necesidad de cambio de rumbo, de modelo y del imperioso cuestionamiento de diversificar nuestro modelo turístico. Muchos no concretan, se limitan a hablar de modelo agotado, de “ponerle fin al turismo de masas”, pero no dicen hacia dónde ir y tampoco el cómo y el cuándo. Otros sí, algunos se mojan y van a la recurrida aplicación de nuevas ecotasas. Otros regresan con los destinos inteligentes como nueva panacea, y por último, donde me incluyo, algunos nos seguimos empeñando en el desarrollo sostenible, pero no tanto en el del informe Bruntland, sino el de la eco-innovación, el de la economía circular y las sinergias entre sectores para salir de ésta.

De lo que no cabe duda a estas alturas, y así lidera el presidente de Ashotel y trabaja esta asociación, es que nada tiene sentido si no reducimos o eliminamos nuestra principal vulnerabilidad, la distribución y conectividad aérea. Esa sería la gran innovación en nuestro modelo turístico y una pata fundamental de su desarrollo sostenible.

Pero hay otro tipo de innovación que venía ocurriendo antes de la aparición del bicho, que se aceleró justo con la anterior crisis económica y que dejó líneas de actuación público-privada que estaban dando muy buenos resultados, mejorables por supuesto, pero los números están ahí. Me refiero a la modernización de la planta alojativa.

Durante los últimos 8 años hemos asistido a una modernización y renovación de la planta alojativa y de los destinos muy significativa, configurando una de las plantas alojativas más modernas del mundo, invirtiendo miles de millones de euros, innovando en su oferta y generando productos diversificados y conceptos de hotel que huían de los comodities.

El destino, además, había desarrollado una oferta de naturaleza y de ocio muy competitiva. Estaba ocurriendo que, desde hoteles a casas rurales, el sector alojativo dejaba su tradicional concepto por otros que recogían las últimas tendencias en generación de experiencias relacionadas con el turismo activo, la gastronomía, deportivas y de salud.

Justo antes de la aparición de la Covid-19 estábamos viviendo un momento apasionante en este sentido. Ashotel había presentado una propuesta de estrategia de sostenibilidad turística, con acciones, objetivos y retos que estaba trabajando con diferentes actores para fijar sus propios objetivos, orientar los compromisos de sus asociados y repartir responsabilidades. Responsabilidades que no sólo corresponden al sector privado y que sin la adecuada gestión y apoyo de la administración gestora y reguladores del destino son a veces imposibles de llevar a cabo.

Algunas de esas iniciativas y proyectos debemos seguir trabajándolos con mayor decisión si cabe una vez pasemos esta crisis. Sobre ello y sobre algunas claves o palancas de innovación en turismo me gustaría compartir algunas reflexiones y lo voy a hacer en varios posts que El blog de Ashotel irá publicando semanalmente. Estos proyectos harían de tractor de otros sectores e industrias, y en definitiva son la base para construir un turismo inteligente. El problema, tal vez, no sea el desequilibrio entre sectores, sino preocuparnos de que el sector turismo pueda arrastrar de los demás, del conocimiento, del sector industrial y del primario.

Sobre las energías renovables, por ejemplo, y en sinergia con industria, millones de metros cuadrados de superficie de cubiertas de naves industriales podemos aprovecharlas para que el sector turístico, intensivo en energía, consuma la energía más limpia que pueda. En este sentido y como especial empeño del actual presidente de Ashotel, seguiremos trabajando en un proyecto que permita poco a poco ir incrementando el porcentaje de abastecimiento con renovables, con un proyecto propio de generación colectiva y con autoabastecimiento en aquellos establecimientos que tengan capacidad. El objetivo debe ser mejorar la eficiencia energética de la planta alojativa, pero en paralelo suministrarse con energías más limpias y aprovechar la oportunidad de mostrarnos a los mercados de origen como una industria que trabaja en la reducción y en la compensación de su huella de carbono, y en definitiva en una apuesta real por un modelo de turismo más sostenible.

Sinergias en la gestión de residuos. A nivel de asociación venimos trabajando en un proyecto que consideramos prioritario y urgente. Un proyecto piloto de compostaje para cerrar el ciclo de la materia orgánica en la propia isla, y que en sinergia con el sector primario permitirá poder suministrarnos de agricultura ecológica. Se trata del principal proyecto de economía circular en el que TODOS deberíamos estar trabajando y posibilitándolo. Otro proyecto ejemplar de colaboración interadministrativa en el que participaron la ULL, el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz y empresas portuenses fue el diseño, en línea con las más vanguardistas políticas ambientales de incentivos a la reducción de producción de residuos de la unión europea, de la primera tasa fiscal inteligente de residuos para este ayuntamiento. Cuando volvamos a la normalidad iniciaremos un proyecto piloto liderado por la Concejalía de Turismo de Puerto de la Cruz para testar su puesta en marcha.

Más que nunca en un escenario de reactivación el proyecto de Observatorio de Desarrollo Turístico Sostenible cobra sentido. Trabajaremos en dar apoyo a la innovación de pymes a través de la Red CIDE, la Oficina de Transformación Digital (OTD de Ashotel) y de la Factoría de Innovación Turística de Canarias (FIT Canarias). Creemos en la continuidad de estos proyectos que pensamos van a ser más estratégicos que nunca con el inicio de la actividad, como es el apoyo y soporte a la transformación digital de las pymes turísticas y canalizar los estímulos económicos necesarios a las empresas que lo necesiten.

Trabajábamos en proyectos de movilidad con el Cabildo de Tenerife antes de encontrarnos en esta excepcional situación. La cual le está dando un balón de oxígeno a los responsables de redactar los proyectos necesarios para que reduzcamos de una vez esa debilidad estructural del modelo.

Retomar algunos proyectos del pasado depende en gran medida de los escenarios que se plantean. La fase actual de incertidumbre, con una actividad hotelera suspendida ante el contexto provocado por la COVID-19. La de reactivación como fase temporal, en la que se iniciará la reapertura de establecimientos y, por último, la de normalización como periodo deseable en el que se inicie la recuperación de los indicadores de evolución del sector.

En los próximos posts, que publicaré cada miércoles, plantearemos algunas de las claves o palancas de innovación en cada uno de estas fases.

, , , , , , , , ,


Enrique Padrón Fumero (@epadronfum) es director de Innovación de Ashotel, gerente de FIT Canarias y técnico de la Red CIDE Ashotel

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ( 3 votos, media: 4,67 de 5 )
Cargando…

7 Comentarios

  1. Avatar Rafael Mesa dice:

    Excelente artículo Enrique, completamente de acuerdo en tus propuestas de sostenibilidad, me ocupa mucho la economía circular integrada como buenas prácticas, y la gestión de lo inevitable, en 2030 seremos 1800 millones de turistas y no se trata de matar la gallina sino de distribuir mejor los huevos.
    Un abrazo
    Rafael

    • Enrique Padrón Fumero Enrique Padrón Fumero dice:

      Hola Rafael. Gracias por tu comentario, lo aprecio mucho viniendo de ti. Como sabes no digo nada que no esté recogido en la estrategia de especialización de Canarias RIS3: Mejora de la competitividad y productividad del producto turístico canario y diversificación productiva BASADA en el turismo. https://www3.gobiernodecanarias.org/aciisi/ris3/documentos/ris3-canarias
      Otra cosa son los indicadores con lo que estemos midiendo o mejor dicho, con los que nos podamos medir. Un abrazo.

  2. Avatar Alicia dice:

    Muy buen artículo Enrique!
    Creo firmemente en estas propuestas a largo plazo y me parece muy interesante el símil que haces con respecto a la náutica deportiva, creo firmemente que todos debemos remar en el mismo sentido para lograr vencer esta situación tan complicada para las islas, pero hago una reflexión sobre lo que planteas, porque claro todo el mundo quiere regresar cuanto antes a la normalidad del antes de la pandemia.
    Se está planteando la fabricación masiva de pantallas protectoras fabricadas en metacrilato (plásticos) para instalar en hoteles, restaurantes, etc para la atención al público, que posiblemente sean una solución a corto plazo que junto con la obligatoriedad de utilizar guantes y mascarillas, hará que volvamos a generar una cantidad ingente de basura.
    No deberíamos repensar las cosas un poco más para no seguir cometiendo errores del pasado??

  3. Enrique Padrón Fumero Enrique Padrón Fumero dice:

    Gracias Alicia. Quién no ha soñado con meter a unos cuantos en una trainera a remar en el mismo sentido…
    Yo creo que el problema no es tanto el material, sino el uso que hagamos de él en su ciclo de vida. Cada material tiene sus ventajas y somos nosotros los que debemos ahora abarcar más allá de la etapa uso, tener en cuenta el diseño y el final de vida – reciclado. Tienes razón, las prisas y el corto plazo serán la enemiga de la sensatez y hay que pensar en soluciones efectivas para la correcta gestión de determinados residuos, especialmente sanitarios.

  4. Avatar Juan Alfredo Amigó dice:

    Magnífico estudio, que además promete nuevas ideas y trabajos. Creo que ASHOTEL y todo su equipo encontrarán en estas líneas una guía para continuar con el excelente trabajo que hacen desde hace tanto tiempo.
    Enhorabuena Enrique a ti y a todos tus compañeros de esta importantísima y vital Asociación, para el futuro de Tenerife que es ASHOTEL.
    Aprovecho para animar al mundo del Turismo a seguir en la lucha. Todo esto pasará y dentro de poco sólo habrá sido un mal sueño.
    Leeré con sumo interés tus próximos trabajos.

    • Enrique Padrón Fumero Enrique Padrón Fumero dice:

      Gracias por tu comentario Juan Alfredo. Es un verdadero honor viniendo de una persona que ha aportado tanto a esta isla, y al turismo. Gracias también por tus ánimos a todo el equipo de personas que trabajamos para hacerlo lo mejor posible. Un abrazo virtual.

  5. […] en el anterior post de esta serie que más que dinamitar modelos preferimos escuchar la frase “mejorar continuamente […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar